El Estado de Guatemala tiene como obligación garantizar justicia para todos en el país. Para ello cuenta con leyes, instituciones y funcionarios que administran el Sistema de Justicia. Para nadie es un secreto que la capacidad de atención del Ministerio Público y los tribunales de justicia son mínimas en relación a la cantidad de casos que deben atender. La incapacidad nunca debe ser excusa para que un Sistema de Justicia, lejos de proveerla y administrarla, entorpezca casos específicos.

Para nadie es un secreto que existen casos mediáticos en los que el Ministerio Público aprovecha la exposición para que la percepción ciudadana sea positiva. Casos en los que se invierten mucho más recursos que otros, que son mucho más ágiles que otros. Y solo los casos donde saben que pueden ganar llegan a juicio. Si saben que van a perder retrasan el proceso intencionalmente.

Cuando vemos casos en los que se capturan personas sindicadas de delito y guardan prisión preventiva durante años, sin llegar a un juicio, si fuera el caso, podemos pensar que hay intencionalidad. Tal es el caso del Coronel Juan Chiroy y su tropa. República publicó ayer un reportaje sobre los retrasos que ha sufrido este proceso que lleva cuatro años y nueve meses.

El infame proceder del sistema de justicia contra el coronel Juan Chiroy y su tropa

El Coronel Juan Chiroy es un hombre que lleva 25 años de servicio y ha trabajado en temas de Acuerdos de Paz, Derechos Humanos y Seguridad.

Coronel Juan Chiroy: “mi espíritu es de servicio a la comunidad”

El caso de la Cumbre de Alaska, Totonicapán, es un caso importante, pero el Ministerio Público luego de tantos años sigue sin encontrar alguna evidencia que indique la culpabilidad de los acusados. En todo caso el delito por el que son acusados tiene una pena máxima de 3 años.

Una situación de esta naturaleza, donde se violentan derechos humanos fundamentales, no solo preocupa, deja claro que hay una justicia selectiva. ¿Dónde está el Procurador de los Derechos Humanos? ¿Por qué el Ministerio Público retrasa el proceso? ¿Cuántos años más deben esperar para que llegue la justicia?