Ojalá fuera una película de ciencia ficción, pero no. El gigantesco iceberg que científicos observaban desde hace meses, uno los icebergs más grandes de los que se tenga registro ya flota en el Atlándico.

La superficie del bloque de hielo es de 6 mil km2.

 

Hoy se registró la separación por un satélite cuando pasaba por la región, conocida como Plataforma de Hielo Larsen C.

De momento se estima que el témpano no se aleje mucho de la península Antártica ni que lo haga a gran velocidad, pero sí se calcula que puedan llegar a empujarlo hacia el norte, en dirección al Atlántico, donde podría convertirse en un peligro para los barcos que navegan por la zona.

Este nuevo iceberg no provocará un aumento en el nivel del mar.

 

“La mayoría de los glaciólogos no están aún particularmente alarmados por lo que está ocurriendo con la Plataforma Larsen C. Es algo normal”, le dijo a la BBC Helen Fricker, del Instituto de Oceanografía Scripps.

El nuevo iceberg -que probablemente reciba el nombre de A68- es uno de los 10 icebergs más grandes de los que se tenga registro.

El desprendimiento del iceberg más grande del que se tenga registro fue el llamado B-15 que se deprendió de la Plataforma de Hielo Ross en el año 2000, y que medía 11 mil km2.