Entre el cierre de la mina San Rafael y las amenazas y exigencias de CODECA, difícil de escoger que es más absurdo. En ambos casos, las consecuencias son nefastas para Guatemala, para las comunidades afectadas, para la economía del país, para la imagen de Guatemala en el exterior, y para el futuro del país. En suma, pésimas acciones para todos los guatemaltecos, excepto los parásitos que están detrás de esa mentalidad obtusa y que viven de esto.

Quienes realmente queremos a Guatemala, deseamos que todos los guatemaltecos tengan acceso a educación y salud, y con ello, a trabajos dignos. Quienes amamos a nuestro país, deseamos estabilidad y que se genere progreso. Somos personas que salimos todos los días a echar punta, y no nos la pasamos esperando caiga maná del cielo, ni mucho menos, causando problemas para que otros no puedan llegar a sus trabajos.

Pedir la renuncia del Presidente Constitucional de la República de Guatemala, Lic. Jimmy Morales, es realmente dar patadas de ahogado. El Presidente debe terminar su período, manteniendo el orden constitucional y el imperio del Estado de Derecho. En lugar de pedir semejante sandez, debieran pedir igualdad ante la Ley. Seguramente a los líderes de Codeca les encantaría estar en el lugar del Presidente Morales, aunque no precisamente para producir y trabajar, porque son dos conceptos que no conocen.

Codeca quiere que investiguen a los diputados, jueces, fiscales, y demás, vinculados a los casos de corrupción. Seguro eso ya se está haciendo, porque son casos de alto perfil, aunque creo que su petición va enfocada hacia diputados de partidos no afines a su ideología. Es vox populi que los diputados de izquierda tienen sendos llaveritos en sus armarios. Así que aplaudiría que fueran todos entenados, finalmente.

Ahora bien, que Codeca se atreva, tenga la osadía de pedir la nacionalización de la energía es el colmo de la desfachatez. Considerando que sus líderes han sido señalados de ladrones (por ejemplo, http://www.prensalibre.com/guatemala/politica/codeca-busca-constituirse-en-partido-politico-grupo-ha-sido-sealado-por-el-robo-y-hurto-de-energia-electrica) por robar energía, y para darles un ejemplo concreto, Román Raymundo López, líder del grupo fue arrestado el 20 de marzo en Alta Verapaz sindicado de robar energía. Cabe mencionar que el Artículo 249 del Código Penal establece que “el hurto de fluidos lo comete quien ilícitamente sustrajera energía eléctrica y agua de una instalación o cualquier otro fluido ajeno y que será sancionado con multa de Q200 a Q3 mil.” Esto, sin dejar de lado la lógica, el sentido común. La corriente en los países civilizados y prósperos es a privatizar, y no nacionalizar, así que no me cuadra porqué los financistas europeos de Codeca apoyan este tipo de medida cuando ellos mismos abrazan la privatización. ¿Qué intereses tienen financistas de entidades extranjeras para impulsar medidas como la nacionalización de la energía, que llevan a Guatemala al caos y al atraso?

A Codeca lo que menos le importa es la generación de empleo. Dejar a aproximadamente 85 mil personas sin alimento, es una grosería. Sin energía no se puede generar progreso, y va de la mano con la infraestructura. Pero a los cuatro gatos que los apoyan eso ni se les pasa por la mente, o bien, protestan porque les darán sus centavos por hacerlo. Que formen un partido, así serán aplastados en las elecciones como todos los partiditos de izquierda extrema, de ex guerrilleros, que ni los mismos indígenas votan por ellos.

Nuestra gente merece vivir en paz y tener oportunidades de mejorar su futuro. Aniquilando los generadores de empleo, de energía y de progreso jamás se logrará ese objetivo, meta de todos los guatemaltecos que si amamos a nuestro país, y que tratamos de usar los dos dedos de frente que Dios nos ha dado, sin agendas obscuras y mezquinas en mente.

República es ajena a la opinión expresada en este artículo