En julio es cuando las empresas y el gobierno pagan el bono 14 que consiste en una bonificación anual que consiste en un 100 por ciento de tu sueldo y que todo patrono debe pagar a su colaborador.
“Este no es dinero extra, no es dinero regalado ni que cayó del cielo, es decir cada uno tuvo que trabajar un año para ganárselo y no se vale dejarlo ir. Eso quiere decir que  es dinero por el que tuvimos que trabajar bien duro y por lo tanto, no vale la pena que simplemente lo dejemos ir de las manos”, expresa Elaine Miranda experta en finanzas personales.
Miranda explica varias maneras de administrarlo por ejemplo usar la regla de pareto: 80 / 20. O sea, usar el 20% para gastos y “gustitos” que nos queremos dar, y el restante 80% para cosas que de verdad valgan la pena y nos rindan en el futuro. Estos son algunos de los consejos que la experta nos da.
  1. Pago de deudas: Financieramente hace sentido pagar lo que debemos (sobre todo a una tarjeta de crédito) porque no hay una cuenta de ahorro que te genere la misma tasa de interés que vos pagás por ese crédito. Sin embargo, para el futuro debemos pensar que ese pago debe servir para mucho más que solo deudas de consumo. 
  2. Compra de seguros: ¿Tenés dependientes económicos? Necesitás, con urgencia, un seguro de vida. ¿Trabajás y te mantenés solo? ¿Qué pasaría si algo te llegara a suceder? Necesitás un seguro de incapacidad. ¿Tenés un carro? El seguro obligatorio no es suficiente, es imprescindible cubrir tu carro y tus daños también.
  3. Chequeo médico: La salud es una de esas cosas que casi todos damos por sentado hasta que nos enfermamos. Sobre todo cuanto estamos jóvenes y bellos, tendemos a pensar que siempre vamos a estar así. Con la salud no podemos jugar y la mejor manera de asegurarnos que todo anda bien es haciéndonos chequeos regularmente.
  4. Invertir en uno mismo: ¿Cómo en qué? Bueno, depende de lo que querrás y de la etapa de vida en la que estés. Podría ser desde el dinero inicial para un curso que hace tiempo querés tomar o el viaje de tu vida que siempre has querido hacer.
  5. Inversión: Muchos llevan dentro un espíritu emprendedor que no han podido desarrollar por falta de dinero; si tienes una gran idea de negocios empieza a trabajar para cumplir tus sueños. Tal vez el monto no sea suficiente para iniciar la empresa, pero sí un comienzo para que en un futuro reúnas lo necesario y emprendas.

Puede conocer más sobre finanzas y otros consejos financieros en su blog plata con plática