Durante una actividad pública en Chiquimula el mandatario Jimmy Morales hizo una autoevaluación de los 18 meses que lleva en el poder.

“Voy a decirles dos cosas que hemos podido hacer y también de algunas que no hemos podido hacer, pero frente a las cuales tenemos que unirnos y trabajar de mejor forma”, afirmó Morales.

Entre las cosas realizadas destacó los avances registrados en educación, especialmente por el cumplimiento en  las entregas puntuales de los recursos para los programas de Apoyo a la Educación, tales como la refacción escolar y la valija didáctica.

“La refacción escolar a nuestros niños, no les ha faltado. El año pasado, por primera vez en muchos años, si no es que en toda la historia, logramos hacer que en los 180 días de clase que manda la ley, llegara el dinero para la refacción en las escuelas”, explicó.

También subrayó que se logró reducir de Q107 millones a Q54 millones el costo de impresión de los 4.5 millones de libros de texto para pre primaria y primaria y con una mejor calidad.

Según el gobernante al iniciar su gestión en enero de 2016 la salud pública era uno de los principales desafíos inmediatos pues “ni para pagar sueldos nos dejaron”. Ahora, se pagaron los sueldos, hay un 90 por ciento de abastecimiento de medicinas en los hospitales y las deudas por las vacunas para los niños fueron canceladas”, indicó.

Tareas pendientes

El Presidente reconoció que pese a los avances hay tareas pendientes. Una de ellas es el mejoramiento de los tramos carreteros del país.

“El año pasado no había dinero, ahora, las cosas han cambiado, tenemos dinero, el dinero para carreteras está en el banco. Por qué no hemos podido ejecutar, por varios motivos, la primera, lucha contra corrupción que la Presidencia abandera. Tristemente, muchos de los contratos tienen señalamientos que los ponen en tela de duda y entonces, hay investigaciones que han detenido esos contratos”, enfatizó Morales.