El sector privado expresó su respaldo y apoyo a la lucha contra la corrupción. Su postura fue dada a conocer luego que saliera a luz un nuevo caso que involucra al exministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi, quien habría recibido más de US$10 millones en sobornos de empresas a cambio de garantizarles los pagos de deuda de arrastre y asegurar la adjudicación de nuevos proyectos.

“Es imprescindible que en el país se continúe con las acciones necesarias para combatir la corrupción. Lo anterior ha sido una constante demanda del Sector Empresarial Organizado desde hace varios años”, afirma un comunicado del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF).

También señala que “es preciso que estos casos sean conocidos y diligenciados de tal forma que los tribunales de la República determinen pronto la existencia o no de responsabilidades de cada una de las personas señaladas”.

Por último indicó que “en el caso de empresas agremiadas que están bajo investigación, reiteramos nuestra posición, hecha pública en ocasiones anteriores: es importante que esclarezcan su situación ante los tribunales correspondientes”.