“Una persona que no lee, no tiene ninguna ventaja sobre la persona que no sabe leer.” Mark Twain

Siendo honesta creo que espero con más emoción la Filgua que mi propio cumpleaños. ¿Y cómo no? si parece que por un momento la vida es lo suficientemente buena como para tener más de dos glorias juntas. Para una lectora compulsiva como yo esto va un poco más allá de la gloria.

He vivido tan buenos momentos dentro del hogar momentáneo que me regala la Filgua durante dos semana, con tan buena compañía, pero honestamente yo:

Sé que es complicado que este sentimiento se replique, sobre todo si consideramos que en nuestro país se lee en promedio 0.5 libros por persona al año. ¡NI SIQUIERA UN LIBRO! Claro que no podemos culparnos del todo, debemos de estar conscientes que al mismo tiempo nuestro país presenta índices muy altos de analfabetismo.

Y dentro del analfabetismo está la falta de oportunidades. ¿Cuántas mentes brillantes no podrán expresarse a través de las letras? ¿Cuántos no pueden tener en los libros un refugio de la cotidianidad? ¿A cuántos premios de literatura nos hemos vetado?
Por eso creo una verdadera responsabilidad saber leer. Sería casi igual de triste que alguien que sí tuvo las oportunidades para aprender a leer, decida no hacerlo porque ¡Qué aburrido! A una persona que por mucho que batalló las oportunidades se lo negaron.

Al saber leer, debemos buscar siempre un pequeño momento para hacelo pues es un pendiente con la moral. Entender que desde donde estemos siempre podremos encontrar una persona que no ama la lectura, pues es ahí donde entramos en acción. Tratando de ayudar a los pequeños que entiendan que la lectura es divertida y está llena de mucho color y fantasía.

La Filgua es la excusa perfecta para introducir a todos al mundo fantástico que tiene la lectura, para agradar a aquellos que ya tienen un amor por ella, El hechizo de la Filgua, tristemente, termina el próximo 23 de julio. Este a{o en particular me parece imperdible pues busca hacer un tipo de homenaje a Miguel Ángel Asturias por cumplirse 50 años del logro del Nobel ¡VAMOS TODOS A LA FILGUA! A celebrar este y los Nobel que se vienen.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo