Los dulces tradicionales en la dulcería guatemalteca empezaron a prepararse en la época de la colonia y las variantes han surgido a través de combinar azúcar de la caña, la leche o frutas de temporada cuando abundan y están en su mejor momento.

Las recetas se han sabido conservar y transmitir de generación en generación por lo que la tradición sigue vigente. Una de las mayores razones es porque estos dulces son ampliamente gustados, se encuentran en las tiendas o mercados pero principalmente en las ferias patronales. Quizás para muchas personas la feria anuncia, la posibilidad de degustar una delicia como puede ser una canillita de leche, una cocada, entre otros, pero muy especialmente un colocho de guayaba.

“Colocho” es el nombre que se le da al cabello rizado y por tanto en este dulce particular la forma es redonda y está recubierto de azúcar para hacerlo aún más apetecible. Pero, aunque su apariencia es agradable, jamás pasarían inadvertidos e invita a probarse por ese sabor tan peculiar que nos ofrece.

De manera, que estos colochos son preparados con esta fruta tropical con características particulares por su textura arenosa e infinidad de pepitas que posee, por lo que resulta apta para paladares especiales que disfrutan de su textura o sabor agridulce.

Por tanto, la guayaba también permite consumirse como fruta o en licuados u otras preparaciones dulces como mermeladas. Entonces, aproveche cuando las encuentre en el mercado o en el patio de su casa y envase la mermelada para tener lista para otras ocasiones. Diluida, puede ser la base para una salsa para un postre o asimismo para una comida salada para darle un gusto agridulce a la comida.

Pareciera que es complejo elaborar los colochos, pero finalmente, bien vale la pena el tiempo invertido, utiliza pocos ingredientes como es la misma guayaba, canela y azúcar simplemente. Es necesario dar un hervor a la guayaba con la canela, para luego licuar, colar y cocinar a fuego lento con el azúcar para lograr la consistencia de una jalea. El secreto está en dejar entibiar la preparación estirada en una placa engrasada con mantequilla, luego cortar en tiras y formar los exquisitos colochos.

Los colochos son ampliamente gustados y siguen siendo una opción para endulzar el paladar. Les comparto la receta:
Necesitamos los siguientes ingredientes:

• 14 guayabas. (Prepare una mayor cantidad)
• 1 libra de azúcar o al gusto
• 1 Raja de canela
• Mantequilla para engrasar

Preparación

• Cocinar las guayabas cortadas, con poca agua.
• Licuar, agregar el azúcar y la canela.
• Cocinar hasta que tenga consistencia y al remover con la paleta permita ver el fondo.
• Retirar del fuego y eliminar la canela.
• Esparcir en una tabla engrasada. Dejar enfriar.
• Cortar en tiras, pasar por azúcar y enrollar en forma de colocho.