El exgobernador de Veracruz Javier Duarte, fue extraditado hoy a México por dos órdenes de aprehensión que pesan en su contra. El político mexicano, se escondió durante varios meses en Guatemala, y fue capturado en un hotel de Panajachel, Sololá el 15 de abril.

Duarte está acusado de diversas operaciones con recursos de procedencia ilícita, de efectuar contratos a empresas fantasmas y de utilizar “prestanombres” para transferir recursos públicos en su país.

Entre 2012 y 2015 desvió grandes cantidades de recursos públicos que utilizó para adquirir bienes inmuebles tanto en México como en el extranjero, de acuerdo con las autoridades de su país.

Su pasado

Sin embargo no siempre fue una persona poderosa y adinerada. Medios mexicanos dan cuenta que Duarte en su juventud fue panadero en un negocio familiar. Quedó huérfano en el temblor que sacudió la ciudad de México en 1985.

Su futuro político inició cuando lo apadrina Fidel Herrera Beltrán, quien lo llevó a tener una meteórica carrera en donde fue subsecretario, secretario de Finanzas, diputado federal y gobernador por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Su primer empleo en la política fue la coordinación general para la promoción de la Participación Social de la Secretaría de Gobernación en donde recortaba periódicos de Veracruz y realizaba álbumes con ellos para que sirvieran como documentos de consulta.

Ahora, las autoridades mexicanas tienen en sus manos al político que podría enfrentar hasta 50 años de prisión por los delitos ya mencionados.