Cuando faltaban pocos días para que se presentaran ofertas el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA), decidió no continuar con una millonaria licitación para adquirir  52 mil quintales de arroz y 45 mil de frijol negro.

El monto de la compra, con base a los precios del contrato abierto vigente, ascendía a unos Q35 millones. El MAGA, que publicó el concurso el 8 de junio y la fecha para presentar ofertas estaba programada para el 19 de julio, dio marcha atrás argumentando que no cuenta con ese dinero.

“Se cuenta con una disponibilidad financiera inferior y con fecha 9 de junio del año en curso el Ministerio de Finanzas publicó el Concurso Nacional de Ofertas de Precios para el suministro de alimentos a granel, mediante el cual se adquirirán dichos productos; por lo que considera esta autoridad que existen causas de fuerza mayor que no permiten continuar con dicha negociación”, se indica en la resolución AG-217-2017 de fecha siete de julio del año en curso.

Personas cercanas al proceso habían advertido que la licitación era anómala y no procedía porque lo más lógico era que el producto se comprara por medio del contrato abierto, porque se adquiere más barato, y porque la cartera del Tesoro ya había iniciado un proceso para adquirir esos granos básicos.

La fallida licitación también había sido señalada de estar supuestamente dirigida y arreglada bajo la mesa. Una inconformidad presentada el 15 de junio por la empresa Kome, Sociedad Anónima, dejaba entrever esta posibilidad.

“Respetables miembros de la Junta de Licitación. El objetivo de las compras de arroz y frijol por parte de MAGA también es fomentar la economía del país, este evento parece estar destinado a adjudicarlo a una empresa no guatemalteca, y también en las bases dice que el producto no necesariamente tiene que ser guatemalteco, por lo que se debería de poner que el producto sea nacional y no poner tantas exigencias en las Certificaciones Internacionales que piden, ya que no son necesarias para poder comercializar en el ámbito de nuestro país”, indicó Kome. La queja fue rechazada por el MAGA y calificada de improcedente.

Te sugerimos leer: