Parece que fue ayer cuando Aaron Carter enamoró, a sus 13 años, a las colegialas del mundo con el tema I Want Candy, pero ahora, lo único que consigue es estar preso y peleas con su hermano.

 

Resulta que Aaron fue arrestado el sábado, junto a su novia Madison Parker, por conducir bajo la influencia del alcohol y por posesión de marihuana (cerca de una onza).

Todo iba normal el domingo salieron bajo fianza pero fue entonces que Aaron se topó con un tuit de su hermano mayor, el Back Street Boy, Nick, quien le ofrecía su apoyo en un momento tan complicado, pero esto se mal interpretó.

El tuit enojó a Aaron, y acuso a su hermano de buscar publicidad gratis.

Which song do the my fans think should be my next single? #løvëep

A post shared by Prince Carter (@aaroncarter) on

Nick, prefirió callar y no sumarse al juego de tuits, aunque lo ha hecho de forma indirecta retuiteando un mensaje de su esposa Lauren, en el que esta le pedía a Madison -novia de Aaron- que les enviase el número de teléfono de su cuñado, dando a entender así que si Nick no se había puesto en contacto por teléfono con su hermano pequeño era porque no tenía cómo hacerlo. Sin embargo, es difícil creer que no tenga el número de su hermano.