Durante todo el año pasado los compañeros de trabajo de Melvin Leonel Guzmán Tepeque, en el laboratorio de coprología y urología del Hospital San Juan de Dios, no contaron con él para cumplir con las tareas asignadas en ese departamento.

Únicamente los apoyó durante algunas horas en la realización de exámenes de heces y orina. En el 2016 se ausentó de sus labores 178 días (seis meses), tuvo 73 entradas tardes y 11 salidas tempranas.

Por ejemplo, según los registros de entradas y salidas del personal en enero, febrero y abril faltó a su trabajo 21 días. En marzo 23, junio 10 y en noviembre 19.

Melvin Guzmán, se ausentó durante 178 días a sus labores, según la Contraloría General de Cuentas.

Aún así, el técnico en laboratorio clínico tiene un salario mensual que asciende a Q5 mil 210. Está contratado bajo el renglón 011 lo que le da derecho a las prestaciones laborales como Bono 14 y aguinaldo. Además cuenta con otros beneficios económicos estipulados en el Pacto Colectivo.

Todo ello consta en una auditoría de nóminas realizada por la Contraloría General de Cuentas (CGC). Por esa razón los auditores presentaron una denuncia penal en la Fiscalía Contra la Corrupción del Ministerio Público (MP) en mayo.

El caso, de acuerdo con el ente encargado de la persecución penal, está en fase de investigación.

Sin límites

“No marca, entra y sale cuando quiere. Él ha fijado los días martes para ausentarse por actividades sindicales. En otras ha presentado constancias del IGSS y en algunos otros días trabaja por horas”, dijo a los auditores en una carta, de fecha 10 de mayo de 2017, el jefe inmediato de Guzmán Tepeque.

Sumado a ello, la CGC encontró que “hay días en los que únicamente marca ingreso y no tiene marcaje de hora de almuerzo”.

Según el Ministerio de Trabajo (Mintrab), Guzmán Tepeque es actualmente el secretario general del Sindicato Nacional de Técnicos en Laboratorio Clínico y Similares del sistema de salud pública.

Este año se le solicitó que justificara sus ausencias. Sin embargo, consideró que tanto su jefe inmediato y la CGC estaban violando sus derechos sindicales e irrespetando el convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Este se refiere a la libertad sindical y a la protección del derecho de sindicalización, según el informe de auditoría.

Los hallazgos de la CGC, al parecer, no le quitaron el sueño a Guzmán Tepeque. No presentó pruebas de descargo, argumentos de defensa y no llegó ante los auditores para discutir los señalamientos.

Como consecuencia, se presentó la denuncia penal. Su conducta, de acuerdo con la CGC, va en “menoscabo de los recursos del Estado, en virtud que se han realizado erogaciones por pago de sueldos a un trabajador que incumple con sus obligaciones laborales”.

Cortados con la misma tijera

Al parecer, las extralimitaciones de integrantes de los sindicatos en el Hospital San Juan de Dios son más comunes de lo que se cree.

Se realizó una auditoría de nóminas, del 1 de enero al 30 de junio de 2016. Como consecuencia, la CGC encontró que nueve trabajadores, ocho auxiliares de enfermería y un operario utilizaron permisos sindicales para ausentarse de sus labores sin tener derecho a ello.

Ante esto, el ente fiscalizador presentó una denuncia penal en la Fiscalía de Delitos Administrativos del MP contra los nueve trabajadores del Hospital San Juan de Dios. Esta se encuentra en fase de investigación, según el MP.

En esta ocasión las irregularidades se dieron en el Sindicato Nacional de Empleados del Hospital General San Juan de Dios y el Sindicato de Trabajadores de Salud Pública. Estos últimos son miembros activos del Frente Nacional de Lucha (FNL).

Los trabajadores estaban asignados a cuidados neuroquirúrgicos e intensivo, cirugía de hombres, gineco obstetricia y central de equipos. Así como a las salas de nutrición, consulta externa, emergencia y cirugía de la pediatría.

Varios de los sindicalizados laboraban en la pediatría del Hospital San Juan de Dios.

De acuerdo con la auditoría, los empleados estuvieron “permanentemente en actividades sindicales por lo que no ejercieron los servicios para los cuales están contratados en el hospital.

Incluso hay personas que no laboraron durante los seis meses examinados. Por lo tanto, estaban incumpliendo con ello uno de los fines esenciales del Estado, como lo es el derecho a la salud”.

Gilma Gutiérrez, es uno de los nueve empleados denunciados en el Ministerio Público.

Defensa y denuncia

Aníbal Flores es del Sindicato Nacional de Empleados del Hospital General San Juan de Dios. También es integrante de  la Federación Nacional de Trabajadores de Salud de Guatemala. Él aseguró que “se está persiguiendo y satanizando al movimiento sindical” dentro del Ministerio de Salud.

Asimismo enfatizó que los denunciados “actuaron conforme a ley” . Alega que las licencias están contempladas en los dos pactos colectivos que existen en salud pública.

Sin embargo, la CGC no encontró justificación para que los nueve empleados se ausentaran de forma permanente, con goce de sueldo, de sus labores.

Ello porque esta prerrogativa solo corresponde a los integrantes del Comité Ejecutivo. Pero en ningún caso, puede excederse de seis días en un mismo mes.

De los nueve empleados, seis son miembros del Consejo Consultivo y tres no forman parte de ningún comité. “No tenían derecho a licencia con goce de sueldo”, advirtió la CGC.

Los denunciados en el MP:

  • 1 Auxiliar de enfermería, Ángel Mariano Otzoy Chex
  • 2 Auxiliar de enfermería, Claudia Lisset Ruiz Herrera
  • 3 Auxiliar de enfermería, Esvin Efraín Maldonado López
  • 4 Auxiliar de enfermería, Gilma Ninneth Gutiérrez Madrid
  • 5 Auxiliar de enfermería, Magda Ninneth Gómez Vásquez
  • 6 Auxiliar de enfermería, Marta Lidia Jiménez Pérez
  • 7 Auxiliar de enfermería, Sara Consuelo Duarte Martínez
  • 8 Auxiliar de enfermería, Zonia Victoria Hernández Ramírez
  • 9 Trabajador operativo III, Elder Giovanni Monroy Zamora

Te sugerimos leer: