Los momentos más importantes de todo deportista son el debut y la despedida, momentos que marcan el inicio y final de la carrera de todo deportista.

Hay ocasiones en que el adiós no sale como lo planeado, así le ocurrió a Usain Bolt, considerado por muchos como el hombre más rápido del mundo.

Bolt llegó este sábado al Mundial de Londres para la carrera de los 4×100, competencia que servíría para despedir su carrera, pero una molestia en una de sus piernas no le permitió concluir.

A media recta, Bolt ya no aguantó más la lesión y se tiró al suelo, llevándose la mano al muslo derecho con grandes gestos de dolor. Después de dos minutos logró reincorporarse y llegó a la meta caminando.

 

La carrera la ganó el relevo británico con un tiempo de 37. 47, el segundo lugar fue para los estadounidenses (37.52) y la tercera posición para el equipo japonés (38.04).

Bolt puso fin a una carrera  en la que consiguió ocho medallas de oro entre los Juegos Olímpicos de 2008, 2012 y 2016, once títulos mundiales y logró los récords mundiales, todavía vigentes, en 100  y 200  metros.

 

También puedes leer:

 

Virginia: vehículo embiste a varios manifestantes durante protesta