La Asociación de Porcicultores de Guatemala (Apogua) se une al esfuerzo interinstitucional para la lucha contra el contrabando de cerdos en el país, según un pronunciamiento de la entidad.

Mensualmente ingresan 2,500 cerdos de contrabando al país, acción ilícita que genera pérdidas de 115 millones de quetzales al año y que afecta a 22,800 colaboradores directos e indirectos de la industria, expresa el comunicado.

Se recomienda a los expendios comerciales que validen a todos aquellos proveedores no comercializan producto de contrabando. Además pide al consumidor que exija que el producto que consume no sea de contrabando para así proteger su seguridad alimentaria y apoyar a los porcicultores del país.

Esfuerzo interinstitucional

“Apogua agradece a MAGA, SAT, MP, DIPRAFONT y DEIC,  por sus acciones constantes, investigaciones y operativos que permiten cerrar rastros clandestinos de cerdos, que pasan de contrabando y que no están sujetos a control sanitario alguno,” expresó Carlos Z. Vásquez, Gerente General de Apogua.

El contrabando llevado a cabo por personas que buscan obtener ganancias ilícitas a través de la comercialización de carne de cerdo en territorio guatemalteco, conlleva la defraudación tributaria hacia el Estado de Guatemala. También atenta contra la creación y conservación de fuentes de empleo guatemaltecas vinculadas a la porcicultura y también puede significar 10 años de cárcel por el delito.

El Consejo Interinstitucional para la Prevención, Combate a la Defraudación Fiscal y al Contrabando Aduanero (Coincon), Ministerio Público, el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación,  División Especializada en Investigación Criminal (DEIC), Policía Nacional Civil y el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.