El concepto de propiedad privada es cada vez más efímero y manipulado. Cómo si no fuera poco la falta de certeza jurídica, ahora se suma la moda de las invasiones derivadas de manipulación de la población, una Constitución que ya no otorga derechos constitucionales y gentes que usan su posición y su poder para objetivos personales que claramente contrastan con el bienestar nacional. Es así que hidroeléctricas, minas, fincas y empresas varias en el interior del país son víctimas de asaltos, atracos e invasiones varias. Pareciera como si invertir en Guatemala fuese una vía directa a la ruina. Sólo en fincas, ya perdí la cuenta de cuantas han sido invadidas en los últimos tiempos, llegando a niveles sin precedentes desde la firma de los Acuerdos de Paz.

Todo, porque está de moda el enriquecimiento fácil, usando resarcimiento o invasiones de propiedad privada, robar la energía eléctrica, el cobre o lo que sea. Fácil invadir una finca con violencia, saquearla, vender la madera, el equipo, el producto o cualquier bien que encuentren mientras tienen control del inmueble. En todos los casos es evidente que estos delincuentes realizan sus acciones dada la profunda falta de presencia institucional, cuando no es la ausencia absoluta de la misma. En algunos casos, la PNC se ha presentado y realizado capturas, pero luego los jueces ponen en libertad a los sindicados. En otros, los alcaldes apoyan a los invasores porque son comunidad de votantes que los mantienen en el cargo. Hasta la curia de la zona tiene a veces que ver con el tema, no en positivo.

En el caso de las fincas de palmas, CUC, CONIC, CODECA y los narcotraficantes de la zona son los principales invasores. Los primeros porque ganas de ganar plata fácil. Los segundos, por adueñarse de la tierra para sus cultivos, pistas de aterrizaje o quien sabe que otra marrufiada. Matan al dueño y luego tratan de obligar a la viuda o a los hijos a vender, y ahora otras turbas copian esa táctica.

En materia de generación de empleo, la palma entró a jugar un papel vital para el desarrollo en la zona norte del país, dónde no existía otro tipo de industria formal. Ha hecho florecer el comercio, la infraestructura, y generado rubros para el Estado en impuestos, ya que hablamos de economía formal. En Izabal, la zona dónde se encuentra la palma produce el 8% del Producto Interno Bruto de Guatemala, y en Petén más o menos el 15%. A nivel nacional, representa el 1% de la economía. La industria de la palma en Guatemala provee 25 mil empleos directos y 125 empleos indirectos. Toca hacer la cuenta de cuantas familias se alimentan de la palma, considerando ambos tipos de empleo. Los principales importadores de palma de Guatemala son México, varios destinos en Europa, Centroamérica y los Estados Unidos, además de suplir el consumo local para producción alimenticia. Cabe recordar a quienes se oponen al cultivo, que un 50% de productos en el supermercado contienen aceite de la palma. Indonesia, Malasia y Thailandia son los mayores exportadores de palma en el mundo. En América Latina el mercado suple un 6% del consumo mundial, dividido entre Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Costa Rica, Mexico, Nicaragua, Honduras y Guatemala principalmente.

En el caso de la finca Santa Isabel Mongoy, en Asunción Mita, Departamento de Jutiapa el problema se debe a que los dueños de la finca cerraron el acceso al camino dentro de su propiedad, por el que los pobladores de la zona llegan al río Mongoy. Fue cerrada por daños a la finca porque no es obligación dar el paso. Se trató de resolver con el diálogo, es un problema recurrente desde hace 5 años. En la última invasión, ocurrida hace pocas semanas, la finca sufrió más de Q1.5 millones en pérdidas. Entraron con una turba, rociaron con gasolina al reportero del diario local y al delegado de PDH, quienes no denunciaron por no perder su trabajo. El Gobernador de Jutiapa convocó a reunión de las partes la semana pasada y envió una representante que no controlaba el tema, la reunión fue estéril.

El Alcalde de Asunción Mita está en su tercer período de mandato. Entró al poder con el partido Gana y en la última elección ganó con el Patriota. No se pone del lado del empresario sino de sus votantes. Los cocodes van a las reuniones, se llegan a acuerdos, se firman actas con el alcalde de testigo y cuando llegan a las comunidades no logran nada. Recientemente atacaron a los de Energuate cuando llegaron a cortar el flujo eléctrico por los constantes robos de energía. El destacamento militar no puede intervenir, prohibido por ordenes superiores. El Ejército está maniatado y sin recursos. Sólo la PNC se presentó con antimotines y lograron desalojar a la gente, hubo capturas y el juez de la zona los dejó libres, aún existiendo evidencia documental.

La finca produce sábila, plantas ornamentales, ganado y limón para exportación. Los trabajadores han defendido sus empleos, pero temerosos de los violentos invasores. Los mismos dueños están ahí desde 1885 y jamás se había producido un desasosiego alguno. Dan agua potable a la población de la zona. No es un area de población indígena. La propietaria y representante legal es una mujer joven, blanca y rubia y la reacción del juez ha sido evidentemente sesgada contra ella. Quisieran una solución pacífica, pero respetuosa de ambas partes y apegada a la Ley.

En el caso de Finca Bremen, en Cobán, se hace evidente que a pesar de que el MP tiene una investigación en curso y se emitió la orden de captura de los poco más de 20 invasores, los invasores han optado por el tema de la invasión violenta usando cual manual la Instrucción General No. 03-2012 de la ex Fiscal General y Jefe del MP Claudia Paz y Paz, de fecha 8 de Mayo del 2012, “Instrucción general para la investigación del delito de usurpación y la solicitud y tramitación de ordenes de desalojo” que debiera por Ley estar debajo del Código Penal, ahora que en la práctica obliga a los fiscales a seguir un procedimiento que incluye una junta conciliatoria con los invasores, mientras eso no se da no se puede siquiera pedir el desalojo. En el caso de esta finca la decisión está en manos de Mayra Véliz en el MP, que ignora el Código Penal que dice que las autoridades deben actuar inmediatamente. O sea que no sólo la Fiscal General sino también su Secretaria General están por encima de la Ley en Guatemala. El Lic. Lobo Dubón presentó una acción de inconstitucionalidad contra dicho documento, pero como sabemos la CC no amparará algo contrario a la Paz y Paz. Lo único que pareciera quedar es una solución amistosa, pero los invasores evidentemente fueron manipulados para tomar la finca y al sol de hoy no saben ni como salir del problema. La mayoría de pobladores de la zona no apoya al grupo invasor, quienes se han dado cuenta es que son inmunes a la Ley por su condición de indígenas. Los trabajadores de la finca, que son también indígenas, se sienten desamparados por la falta de autoridad. Son los caciques los que mandan, no son de las organizaciones tradicionales. Hubo heridos porque los invasores se pelearon entre sí, días después del inicio de la invasión. La mesa de diálogo permanente en Salamá incluye al representante de la PDH que llegó al colmo de confundir una llamada de la finca pidiendo ayuda, y respondió ordenando telefónicamente proceder con la invasión. Esto dejó claro que ese funcionario está con los invasores. La finca está exigiendo, esperando y confiando que las autoridades actúen apegadas a la Ley.

Total, si quiere invertir, piénselo dos veces. Esa sería la salida más fácil. La realidad es que no podemos dejar que todo esto siga. Está en nosotros, los respetuosos de la Ley que deseamos que las autoridades hagan su trabajo, el hacernos escuchar. Pero me pregunto que tanto durará la indiferencia generalizada. Hoy son ellos los afectados, mañana podría ser usted.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo