Sorprendida e indignada se declaró la excandidata presidencial y mano fuerte de la Unidad Nacional de la Esperanza por la aprobación de las reformas que aprobó el legislativo este miércoles.

Lo que llama más la atención es que la UNE que era la oposición al partido oficial, rápidamente se unió a la iniciativa luego que su secretario general, Orlando Blanco, fuera señalado por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad por la investigación de financiamiento electoral ilícito.

Defenderá a la UNE

Torres también aprovechó para expresarse en su cuenta de twitter y dijo que defenderá su partido de las acusaciones. Las palabras de la excandidata fueron atacadas por los usuarios en donde expresaron que ya perdió toda la credibilidad al ser parte de la aprobación de las reformas por parte de su partido.