Curvas con estilo es el blog de moda de Priscilla León y República lo publica los domingos.

Crop tops, cuellos de tortuga o minifaldas. ¿Qué es más difícil de llevar? Ninguna de las anteriores, pues no hay una prenda más delicada en la vida de toda mujer que unos leggings. Estas piezas, a medio camino entre pantalón y lycra, son ultra cómodas y chic, pero también pueden darte tu primera multa con la policía de la moda.

Es necesario admitir que los leggings le quedan mejor a las tallas regulares. La razón es muy simple: sus materiales hacen que se ajusten a la figura y revelen todo lo que está bien y todo lo que está mal. Aunque, eso no quiere decir que las chicas plus no las podamos usar o que las delgadas no hayan cometido errores en el proceso porque ¡vaya que he visto desastres! Así, hoy les traigo algunas normas básicas para llevarlos con estilo:

Los leggings no son pantalones

Es esencial que aprendas que los leggings no son pantalones y por tanto no puedes utilizarlos como tal. El material de estas prendas es elástico, delgado y ajustado, aún más que una lycra, así que ni se te ocurra combinarlos con una simple tshirt.

Que no te den gato por liebre

Si algo nos ha enseñado la Internet es que es muy fácil comprar tights (medias) creyendo que son leggings. Aunque no lo creas, el método para diferenciarlos es muy sencillo, pues los tights son transparentes y los leggings deben ser de materiales más gruesos.

Combínalos con blusas largas o minivestidos

Estas piezas no van bien con crop tops o tank tops ni aunque tengas el cuerpo de Bella Hadid. Sus compañeras perfectas son las blusas largas y las túnicas, que caen debajo de tus caderas; y los minivestidos. En invierno también puedes armar el conjunto son los suéteres XL. Repite: nadie necesita ver como se me marca la ropa interior o peor, un cameltoe.

Por vida tuya, pruébatelos

Si ya has buscado/comprado estas prendas te habrás topado con que muchas vienen en “talla única”. Mejor retrocede porque, a menos que quieras verte como butifarra, no hallarás nada ahí para ti. Cuando por fin encuentres tu talla, asegúrate de medírtela, checar que los materiales no sean tan delgados y, de ser posible, que moldeen tu silueta.

Orange is NOT the new black

En lo que a leggings se refiere, ningún color supera al negro. Sin embargo, también puedes elegir tonalidades como marrones o grises. Evita el beige o los colores piel porque dan la impresión de que no llevas nada. Ah, y los blancos, pues no ha nacido alguien a quien se le vean bien.

Menos es más, always

Hace unos años alguien pensó que lo leggings estampados podían verse bien, pero eso nunca será así. Yo lo entendí porque me compré uno floreado y nunca lo usé fuera de mi habitación. En serio, se ven super cutres y más si son de animal print rosa. Otra tendencia de la que debes alejarte son aquellos que simulan ser unos jeans y hasta tienen las bolsas pintadas y todo. Dior sabe que esa es una de las cosas más triste que he tenido que ver.

En fin, ya que parece que estas piezas no van a desaparecer de nuestro radar en ningún día cercano, lo mejor es sacarles provecho y adaptarlas a nuestro cuerpo y estilo. Gracias por sus comentarios.      

 

leggins-Mariano Macz- Priscilla León

Look: blusa de Forever 21, leggings de Xhilaration y deportivas de Adidas. Foto: Mariano Macz.leggins-Mariano Macz- Priscilla León

 

Lee también

Cuando ir de compras da más miedo que Annabelle

Cinco tiendas en las que SÍ podemos comprar

Buenas nuevas desde la pasarela