Este año las adjudicaciones de contratos para el mantenimiento de las carreteras pavimentadas que incluye el bacheo, sello de grietas, chapeo de maleza, limpieza de cunetas, tuberías y señalización, empezó a finales de mayo. Sin embargo, lo ideal es que se haga a más tardar en febrero.

“Este año su servidor tomó posesión el 16 de mayo. En ese momento se estaba apenas comenzando a dar los primeros contratos para el mantenimiento de la red vial. Prácticamente tenemos dos meses con las empresas que han ido arrancando. Algunas empezaron en julio y otras que están por empezar en septiembre”.

Así lo afirmó Juan Carlos Méndez, director de la Unidad Ejecutora de Conservación Vial (Covial), quien explica que está tomando todas las medidas necesarias para que en 2018 los contratos se adjudiquen en los primeros meses del año.

Es por ello que a menos de cuatro meses para que concluya el año, de los Q693.4 millones destinados para dar mantenimiento de la red vial pavimentada, al 11 de septiembre se había ejecutado Q94.6 millones lo que equivale al 13.6% del total, según el Sistema de Contabilidad Integrada Gubernamental (Sicoin).

Los departamentos de Izabal con un 22% de la ejecución presupuestaria; Alta Verapaz, 19% y Escuintla con 18% es donde más se ha erogado lo destinado por la reparación de carreteras asfaltadas o pavimentadas. Mientras que Sololá, 9%; Quetzaltenango, 10% y Quiché 7% es donde hay más rezago, de acuerdo al Sicoin.

El deterioro de la infraestructura vial genera pérdidas al país. Además nos hace menos competitivos.

Asimismo se pone en riesgo la vida de las personas que conducen, causa daños a los vehículos de carga, hace lento el desplazamiento de mercaderías y eleva los costos de operaciones del sector productivo.

Covial tiene bajo su responsabilidad darle mantenimiento a 6,008.7 kilómetros de carreteras pavimentadas y a 4,105.1 kilómetros de terracería.

En la actualidad, 60 empresas han sido contratadas exclusivamente para realizar trabajos de bacheo. Es decir, en promedio tres por departamento.

El mantenimiento de la red vial inició cuando ya había empezado la época de lluvias.

No se cumplirá meta de bacheo

Para este año la entidad, que forma parte del Ministerio de Comunicaciones (CIV), tenía como meta atender 4,697 km, pero de antemano se sabe que eso no se va a lograr.

“Al final no vamos a poder atender ese total. Yo diría que entre el 60% ó 65%”, afirma el director de Covial. ¿Por qué? Se le pregunta al funcionario. “Por presupuesto” responde sin pensarlo dos veces.

Luego explica que debido a que no cuentan con los recursos económicos suficientes, del total de kilómetros que tienen como meta bachear solo atienden los tramos que están en peor estado.

“Siempre se atiende la parte más crítica. Lo ideal sería que todos los tramos los dejáramos cero baches”, explica Méndez.

De acuerdo con cálculos de Covial, para atender toda la red vial se necesita un presupuesto anual de Q1,960 millones. Sin embargo, en los últimos cinco años, por ejemplo, solo se ha recibido menos de la mitad.

Para este año Covial tiene asignados Q960 millones y en el último lustro promedia los Q860 millones anuales. De tal cuenta que en cinco años, “Q5 mil millones no se han invertido en mantenimiento de la red vial. ¿Cómo rescatar una red con ese nivel de rezago?”, advierte Méndez.

Falta de mantenimiento de la red vial causa más daño

Sin embargo, la desatención de la red vial pavimentada con el tiempo sale más cara. Así lo deja ver un estudio de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), titulado Vamos a la obra, infraestructura para el desarrollo.

Al respecto dicho informe señala que “La South African National Road Agency estima que los costos de reparación pueden representar hasta 6 veces más que los costos de mantenimiento después de tres años de abandono y hasta 18 veces más después de cinco años de inacción”.

Una radiografía de Covial hecha por el citado informe da cuenta que evidencia falta de capital humano, no hay capacidad técnica ni experiencia, se contratan empresas supervisoras sin experiencia y conocimiento de los trabajos de mantenimiento.

Además, se realizan contrataciones sin seguir una planificación establecida, sin criterios técnicos o estudios profesionales. Considera que no es suficiente el presupuesto asignado al mantenimiento de la red vial, derivado del incremento del parque vehicular.

Covial bacheo en Reu

Las autoridades consideran que requieren más del doble de presupuesto actual para recuperar las carreteras.

Los peores casos

Hay tramos en el territorio nacional donde el nivel de deterioro de la carpeta asfáltica es grave debido a que ya terminó el tiempo de vida (10 años a 15 años), la cantidad de vehículos de carga que transitan por ahí o por los daños provocados por la lluvia.

A pesar de ello, Covial no puede entrar a darle mantenimiento porque las empresas que los estaban trabajando tienen abiertos procesos penales por corrupción o incumplimiento del contrato.

“La carretera de Escuintla a Tecún Umán (San Marcos) está en pésimo estado. Es tal vez una de las más emblemáticas del problema de la red vial. Ahí se paró la construcción por un caso de corrupción (Odebrecht). No se puede tocar porque hay un contrato vigente y podemos tener multas y sanciones de la Contraloría”, dice el director de Covial.

Igual ocurre en un tramo de Cuatro Caminos a Huehuetenango que está a cargo del Fondo Social de Solidaridad (FSS), brazo ejecutor del  Ministerio de Comunicaciones y otros en oriente.

Méndez aclara que en términos generales “algunos tramos se necesita bacheo y en otros rehabilitación”.

Te sugerimos leer:

Mandatario culpa a exministra de salud por riesgo de desabastecimiento