En un comunicado de prensa, la Federación de Ganaderos de Guatemala (FEGAGUATE), denunció su rechazo a los señalamientos que califican al sector ganadero nacional y sus productores agrícolas como narco ganaderos y cuatreros.

Ante tales señalamientos, FEGAGUATE solicitó una retractación pública. O que quienes los señalan así, presenten las denuncias penales correspondientes ante el Ministerio Público (MP).

Los señalamientos ocurren luego que en una visita del presidente Jimmy Morales a Izabal el pasado 24 de septiembre. El representante de asociación de ganaderos de Izabal, Leonel Castañeda, pidió la salida del titular de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), como parte de su discurso en apoyo al mandatario.

En respuesta a la declaración, la máxima autoridad de la SAT, Juan Solórzano Foppa, escribió desde su cuenta de Twitter que veía como un elogio a su gestión el pedido de su salida y que “Pagarán más pronto que tarde, denlo por hecho.”

El mensaje desencadenó una serie de tuits en apoyo a su gestión. También los hubo en rechazo al pedido del representante del sector ganadero, incluidos los señalamientos mencionados en el comunicado.

Además de su denuncia, FEGAGUATE solicitó a los medios informativos “evitar utilizar la noticia como elemento de confrontación entre los guatemaltecos”.

FEGAGUATE hizo un llamado a las autoridades de derechos humanos y de seguridad del país. Aseguran que las fincas productoras han sufrido invasiones. Sin embargo, no han recibido ayuda para realizar las órdenes de desalojo de la propiedad privada.