Una gran idea no cuesta nada, pero convertirla en un negocio exitoso no es barato. Ya sea que necesiten US$5,000 o US$500,000 para construir sus negocios, los emprendedores deben presentar su idea ante inversores potenciales para conseguir financiamiento. Pero este proceso puede ser muy grande.

Lo que es importante es que los emprendedores demuestren carisma y flexibilidad, porque nadie quiere trabajar con un socio difícil, no importa qué tan bueno sea su modelo de negocio. “Cuando estás iniciando un negocio necesitas ser humilde, porque la realidad nunca se parecerá a tu visión inicial”, señaló el ex linebacker de la NFL, Keith Bulluck quien fue testigo de las reuniones de pitching.

Pero todos concuerdan que antes de considerar hacer un pitch, los emprendedores necesitan hacer más trabajo que simplemente escribir un concepto. Construye un negocio sólido, después busca el dinero de los inversionistas.

El proceso al principio no se trató de pensar en inversión sino en construir un negocio y entender una oportunidad en el mercado, el dinero vendrá después. Cuando ya se tiene definido y se gana una base sólida de clientes ya se percibe una viabilidad del negocio y es cuando hay que ejecutarla.

Aquí los consejos

Más allá del consejo número uno: construir un negocio y después buscar el dinero de los inversores, los emprendedores deben entender todos los aspectos de su negocio y estar preparados a recibir críticas. Además, entregan estas 10 claves para hacer un pitch ganador:

  1. Entiende a la perfección el mercado en el cual se insertará tu negocio.
  2. Ten una estrategia definida (y comprobable) para conseguir nuevos clientes, y una estimación de cuánto costará hacerlo.
  3. Ten una excelente idea para retener clientes.
  4. Articula por qué necesitas el dinero de los inversionistas.
  5. Presenta un plan sólido sobre cómo usarás el dinero.
  6. Reúne a un equipo confiable y capacitado, y define cuáles serán los roles de cada uno.
  7. Ten un enfoque sólido y específico para el negocio. Recuerda que menos es más.
  8. Dirige la reunión como si fuera una conversación.
  9. La actitud importa: Sé carismático a la vez que demuestras una fuerte ética de trabajo.
  10. Demuestra flexibilidad y apertura al cambio. Construir una startup es un proceso fluido y dinámico.

Con información de Entrepreneur.com