Verde Ver es el blog de ecología de Zulena Escobedo y República lo publica los domingos (Más información en : verdever.gt@gmail.com)

En la última década algunas empresas están más comprometidas con el ambiente, vemos campañas que motivan el reciclaje o bien, incentivan el uso de envases de vidrio. Otras, en cambio invitan a consumir productos orgánicos.

Sin embargo, ¿todas esas acciones impactan en el consumidor?  ¿El consumidor prefiere los productos amigables con el ambiente?

Hábitos ecológicos cotidianos

Hablemos de los hábitos ecológicos cotidianos, que no son más que las acciones que realizamos en el día a día en mejora o conservación del ambiente, por ejemplo ahorro en el consumo agua o la clasificación de desechos.

Pregunté a cincuenta personas si estas campañas verdes, por así llamarlas, inciden en el cambio de hábitos. Además, consulté respecto a cinco hábitos ecológicos específicos: reciclaje, disminución del uso de plásticos, clasificación de desechos, compra de productos orgánicos y el ahorro en el consumo de energía y agua.

Según las personas con las que conversé, la mayoría dice estar consciente qué es importante cuidar el ambiente y que las acciones de consumo por mínimas que sean impactan en la naturaleza. Sin embargo, temas como calentamiento global, cambio climático o la capa de ozono no se tiene mayor conocimiento, saben lo que se publica en los medios y muy poco por interés propio. Talvez, recuerdan lo que se aprendió en el tiempo de estudio, pero que luego por la carrera universitaria, pues fueron temas que ya no se trataron. Otros indican que el cambio climático es algo actual, porque lo vivimos con las modificaciones en la cantidad de lluvia o bien, con el aumento de la temperatura en verano.

También, consulté en el día a día, ¿clasifican los desechos? A menos que el lugar en el que se encuentren incluya recipientes para clasificación, mencionan, sí lo hacen. De lo contario en el hogar no se tiene el hábito o se hace una semana y a la siguiente, se olvida.

En cuanto al reciclaje, algunos indicaron que sí lo hacen, principalmente en la oficina o lugar de trabajo porque se tiene un convenio con empresas que llegan y compran, principalmente papel bond. De reciclaje de materiales electrónicos, pocos tienen conocimiento.

La mayoría compra productos con envase plástico, indican que es difícil en ocasiones optar por productos envasados en vidrio. Aunque por la practicidad prefieren los envases de plástico, no necesitan mucho cuidado para el transporte y consumo. Sin embargo, en ocasiones no existen opciones en el mercado de productos envasados en vidrio, la mayoría de productos usan envases plásticos, mencionan. Lo que sí debería de existir dicen es puntos de acopio fáciles de ubicar para llevar los envases sin tanto problema.

Una buena parte conoce de productos orgánicos, aunque no encuentran la diferencia con productos inorgánicos, por así llamarlos. Los que conocen mencionan que en algunos de estos productos el precio es elevado en comparación con otros que no lo son, las empresas se aprovechan de ese término “orgánico”, eso puede determinar la compra.

En cuanto al ahorro de energía y agua, la mayoría sí ha realizado modificación de hábitos en el hogar. Por ejemplo, cambio de bombillas a focos ahorradores y el uso productos de limpieza personal, como duchas y sanitarios, eficientes en el consumo de agua. Algunos con mayor poder adquisitivo mencionan que instalaron calentador de agua solar, y si han visto resultados en la disminución de la factura por consumo de energía. Dos de estas personas instalaron en sus vehículos un sistema de gas para reducir el costo del combustible, la inversión fue alta pero la decisión la basaron en el costo beneficio.

Algunos de los que participaron mencionaron que los hábitos muchas veces dependen de las mismas personas, pero otras veces en el mercado no se tiene opciones de productos que apoyen el cuidado del ambiente. Es un círculo expresaron, en el que el cambio de hábitos  de unos repercute en los demás.

Seguramente los hábitos ecológicos cotidianos que más rápido se modifican son aquellos que afectan el bolsillo o el presupuesto familiar. Y ¿usted cuál de estos hábitos practica en casa o en su lugar de trabajo?

Lee también

Tz’unun, mensajero de pensamientos

Revolución del clima