El 16 de octubre la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación celebra el Día Mundial de la Alimentación.

Esta fecha busca promover la participación de las poblaciones rurales, especialmente de las mujeres y de los grupos menos privilegiados en las decisiones y actividades que afectan a sus condiciones de vida.

Además se busca fomentar el sentido de solidaridad en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la pobreza, y destacar los éxitos conseguidos en materia de desarrollo alimentario y agrícola.

La situación de desnutrición e inseguridad alimentaria en la población es un desafío latente. Según el reporte de Seguridad Alimentaria Nutricional en América Latina y el Caribe, en Guatemala la desnutrición crónica en menores de 5 años es de un 46.5%.

 

El Fondo de Naciones Unidas para la niñez UNICEF indica que 4 de cada 10 niños guatemaltecos padece esta condición y sufrirá consecuencias irreversibles muy negativas de por vida. Esto conlleva una pérdida considerable del coeficiente intelectual, una menor productividad y la propensión a adquirir enfermedades y baja estatura.

Las cifras aumentan entre la población de niños y niñas indígenas donde la desnutrición crónica afecta a ocho de cada diez.

Nuestro segundo objetivo de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas es el Hambre Cero el cual abarca las iniciativas encaminadas a combatir la malnutrición.

 

Un gran compromiso

Combatir este flagelo es uno de los principales compromisos de responsabilidad social empresarial de Naturaceites. La empresa cuenta con un programa que busca apoyar a las familias en las comunidades de sus zonas de influencia para acceder a mejores oportunidades de salud.

Uno de los programas líderes es: Proyectos Productivos el cual es un esfuerzo conjunto entre la empresa y los habitantes de las comunidades cercanas.

Esta colaboración cuenta con la participación especial de mujeres líderes para que puedan sembrar y cosechar viveros con cultivos de gran aporte vitamínico como cacao, yuca, cítricos o mazapán.

Con ello las familias mejoran su alimentación y a mediano plazo, generan una fuente adicional de ingresos a través de la venta de los alimentos excedentes.

En palabras del presidente de Naturaceites Juan Estuardo Maegli, “nuestra empresa está comprometida con la sostenibilidad a largo plazo. En 2016 se implementamos un nuevo modelo de relacionamiento comunitario ampliando nuestra área de influencia a 157 comunidades y 28 barrios, distribuidos en la Franja Transversal del Norte, San Luis Petén y Polochic en Izabal”.

Un esfuerzo de todos

Se puso en funcionamiento 23 viveros comunitarios; 13 en Alta Verapaz y 10 en área del Polochic Izabal y se generó un beneficio a más de 6,055 mujeres y niños en 23 comunidades de estas regiones en los últimos dos años.

La integración que estos programas crean es una mejor comunicación intrafamiliar entre los cónyuges de las familias. Los matrimonios comparten tiempo y aprenden a plantar y cosechar nuevos cultivos.

Esta iniciativa se complementa con el programa Mejores Hogares que desde el 2012 capacita y empodera a las mujeres. NaturAceites planifica de talleres y conferencias para que desarrollen sus capacidades y habilidades relacionadas con la autoestima, higiene, alimentación y manejo de los alimentos. Esto con el fin de lograr beneficios y desarrollo para ellas y sus familias.

Los diversos grupos de mujeres han aprendido a cocinar gran variedad de productos, de panadería, bollería artesanal como donas de yuca, cacao, pasteles y empanadas. Gracias a este esfuerzo mejoran su alimentación y obtienen los recursos económicos adicionales con su venta.

Sobre NaturAceites

NaturAceites es la empresa referente en la producción sostenible de aceite de palma en Guatemala. Las certificaciones internacionales más importantes como RSPO, OK Kosher y FSSC22000 avalan su labor por ser una empresa comprometida y responsable con el medio ambiente, sus clientes y las comunidades donde opera a favor del bienestar y el desarrollo sostenible de Guatemala.