La Conferencia Magistral a cargo de Vito Di Bari llamada “Bienvenido al mundo conectado del futuro”, fue un despliegue multitasking de idiomas en italiano, inglés y español. Todo esto bañado en el carisma de Di Bari quien encaminó a la audiencia a un éxtasis de un futuro que ya nos alcanza.

Di Bari mostró el camino que atravesó toda la tecnología y la innovación a lo largo del siglo XXI. El gurú futurista también comentó que la década de 2020 y 2030 se producirán los mayores descubrimientos tecnológicos que nos llevará del internet al desarrollo de interfaces, sensores, ubicomps, robotics, biotecnología a materiales.

“La tecnología necesita tiempo. No creas a toda la gente que te dice que vas tarde que tienes que innovar o morir. El desarrollo de la tecnología necesita tiempo“, resaltó.

También expresó los tres pasos de la innovación: Mirar, pausa y salto. ¿Cuál es la más importante? La pausa es cuando se tiene la ventaja cuando se enfoca y se tiene la visión.

La próxima década

“El internet de las cosas hablamos de mucho tiempo y qué queremos ser el zorro o el ratón. Las cosas deberán aprender qué es lo que nosotros necesitamos para funcionar. Las cosas necesitas, un procesador de datos, conexión y necesitan sensores. Yo puedo decirle a aquellas sillas que están desocupadas en esta conferencia que se vayan para atrás y todo lo de adelante esté lleno”, decía Di Bari.

También predijo que el que pueda hacer la conexión entre lo físico y lo digital tendrá la llave del éxito en los próximos años.  Afirma que para el año 2020 habrá 250 mil millones de objetos inteligentes, eso equivale a 26 por personas y será todo tipo de objetos.

Este es el mapa que Di Bari dice que se dirigirá la tecnología en la próxima década del 2020 al 2030.

Así ve el futuro

Di Bari también dice que todo estará computarizado con nanochips, neurochips y tendremos más servicios y productos. Quiero mostrarles una historia sobre cómo llegamos aquí y cómo estaremos en el futuro.

“Esto es la que pasará con las tecnologías emergentes. Las computadoras estarán en los vidrios, en las mesas, sensores en las calles que te dirán donde hay espacio para estacionarse. No es facil ver esto”, decía, “es demasiado para cualquier persona”.

Después presentó un día en la vida de una familia en el año 2044, en cualquier parte del mundo. Desde el amanecer, pantallas en donde se pueden hacer compras para la casa. Monitores para comunicarse, hologramas en juntas, autos inteligentes que se estacionan solos y no usan gasolina, sino que se cargan con los sensores en la calle.

Compras de ropa personalizadas y que te las lleven a casa. Las refrigeradoras inteligentes que te avisarán cuando se acaben los alimentos y te manden una alerta para ir a comprarlos. Pantallas de vidrio para educar. No más útiles, todo es por las tabletas.  Las computadoras serán en forma de llaveros.

La medicina será la más avanzada. Todo será por imágenes tridimensionales. Las medicinas podrán ser impresas en un aparato desde tu casa. Sensores nos escanearán sin ser invasivos. Los doctores nos visitarán a casa. Todas las profesiones se beneficiarán con esta tecnología. Podremos compartir nuestros talentos en vivo con nuestros compañeros de trabajo. 

Todo esto desde un mundo conectado.

También puede leer:

Estos son los ganadores del App Challenge 2017