El proceso para resolver el diferendo territorial con Belice que ya lleva 154 años, da un paso al frente.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE), convoca este lunes a la Consulta Popular para que los guatemaltecos decidan si el añejo litigio es llevado a la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

El llamado lo hace luego que el Congreso aprobara el 2 de agosto que se sometiera a voto popular tal decisión.

También puedes leer

CACIF se pronuncia por consulta popular en diferendo territorial con Belice

El referéndum será el 18 de marzo de 2018. La consulta se llevará a cabo en los 23 distritos electorales y en los 340 municipios, afirmó Luis Ramírez, vocero del TSE.

“Van a ser el mismo número de centros de votación del proceso electoral pasado” y al final “gana la mayoría absoluta”, explicó Ramírez.

Para llevar a cabo el proceso el TSE cuenta con un presupuesto de Q300 millones.

Se gastará entre otras cosas en capacitaciones, inmobiliario electoral y gastos operativos. “Es igual que en un proceso electoral”, dijo el portavoz del TSE.

El sí o el no

El decreto de convocatoria se debe dictar con una anticipación no menor de 90 días a la fecha de celebración de referéndum, según la Ley Electoral y de Partidos Políticos y su reglamento.

La Ley enfatiza que la consulta será elaborada en sentido afirmativo, que no dé lugar a dudas, sobre la intención del cuestionamiento. La respuesta deberá ser sí o no. En este caso la pregunta será la siguiente:

“Está usted de acuerdo que cualquier reclamo legal de Guatemala contra Belice sobre territorios continentales e insulares y cualesquiera áreas marítimas correspondientes a dichos territorios sean sometidos a la Corte Internacional de Justicia para su resolución definitiva y que esta determine las fronteras de los respectivos territorios y áreas de las partes”.

La votación se debe hacer un día domingo, según la normativa. También establece que el TSE debe publicitar en los medios de comunicación el contenido de la Consulta Popular y los colores o símbolos que identifican la aprobación o improbación.

La publicidad se hará de preferencia en el propio idioma de la jurisdicción electoral. El procedimiento para elaborar la papeleta electoral será el mismo que en cualquier otra clase de comicio

Tensas relaciones

Por la indefinición de la frontera, las relaciones de ambas naciones han tenido momentos de tensión. Sobre todo por incidentes ocurridos en la zona de adyacencia, un área que se extiende 1 kilómetro a cada lado de la línea abstracta que se supone divide a las dos naciones.

En esa área campesinos guatemaltecos han perdido la vida a manos de soldados beliceños. El último caso ocurrió el 20 de abril del 2016 cuando un niño de 13 años murió luego que soldados beliceños le dispararan por la espalda.

El menor Julio Alvarado falleció luego de ser atacado por solados beliceños. El hecho ocurrió el 20 de abril del 2016. A su sepelio llegaron militares guatemaltecos.

En ese incidente también resultó herido su hermano de 11 años y el padre de ambos. Un día después del trágico hecho el Ejército inició patrullajes para proteger a la población.

Expertos han opinado que la indefinición de la frontera beneficia al crimen organizado porque eso genera porosidad. También han señalado que impide el desarrollo de los dos países y las inversiones.

Cronología del reclamo

Guatemala reclama alrededor de 11 mil 13 kilómetros de territorio beliceño. Más las islas adyacentes, que salvo el Cayo San Jorge, no formaron parte de los tratados de usufructo de 1783 y 1786.

  • El litigio tiene sus orígenes en 1859 cuando Guatemala cede a la Gran Bretaña una porción del territorio situado entre los ríos Sibún y Sarstún a cambio de una carretera que nunca se construyó. Ello según el Ministerio de Relaciones Exteriores.
  • Debido a eso en 1863 se firmó otro tratado con Gran Bretaña en el cual se obligaba a pagar a Guatemala 50 mil libras esterlinas. Tampoco se cumplió. Desde esa fecha el litigio suma ya 154 años.
  • En 1946, el Congreso declaró unilateralmente la caducidad de la Convención de 1859 por incumplimiento de la Gran Bretaña y, como consecuencia, procedía la restitución del territorio de Belice a Guatemala.
  • En 1981 el Reino Unido otorga la independencia a Belice y declara que sus límites territoriales son los establecidos en la Convención de 1859.
  • El 14 de agosto de 1991 Guatemala reconoce la independencia beliceña. Pero aclara que continúa la negociación del diferendo.

Mapa del Ministerio de Relaciones Exteriores que detalla las concesiones hechas a Inglaterra y el área reclamada por Guatemala.

Se abre el camino

La ruta para someter el diferendo ante la Corte Internacional de Justicia se concretó hace nueve años. Ello bajo los auspicios de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Se llegó a este punto tras el fracaso histórico de las negociaciones políticas.

El 8 de diciembre de 2008 ambas naciones llegaron a un Acuerdo Especial para someter el litigio a dicha Corte.

En el acuerdo estaba previsto que, previa aprobación de los Congresos de cada nación, Guatemala y Belice celebraran de forma simultánea una consulta popular el 6 de octubre de 2013. Pero no ocurrió.

Debido a ello, en mayo de 2015 los dos países, de mutuo acuerdo, modificaron ese punto y determinaron que las consultas populares también se podían hacer de forma separada.

En las fechas más convenientes para ambos países. El cambio se hizo en al artículo 3 del Protocolo al Acuerdo Especial entre Guatemala y Belice.

Esa decisión fue la que allanó el camino para que ahora Guatemala esté a las puertas empezar el proceso de Consulta Popular que se celebrará el 18 de marzo del otro año.

Aún falta ver si Belice tiene la voluntad política para hacer su Consulta Popular. Sin embargo, Guatemala ya dio el primer paso al frente.

Te puede interesar

Ministra no debió acatar resolución de la Corte, dicen constitucionalistas