Los diputados están a un paso de aprobar la ley que crearía el Registro de Agresores Sexuales y el Banco de Datos Genéticos.

Las autoridades del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) ya se preparan para su puesta en marcha por lo que calculan que necesitarán varios millones para asumir la responsabilidad del Banco de Datos Genéticos, así lo confirmaron durante una reunión con diputados de la Comisión de Reformas al Sector Justicia.

El director de la entidad Fanuel García explicó que requerirá por lo menos 48 millones de quetzales.

Los recursos permitirían “obtener 32 mil muestras iniciales de personas privadas de libertad a nivel nacional, la contratación de personal médico y técnico que intervendría en el proceso , gasto en insumos genéticos y además la implementación de un sistema informático”, detalla el boletín de la entidad.

Los requerimientos fueron planteados a la Comisión de Reformas al Sector Justicia presidida por Leonel Lira.

Contenido de la ley

De aprobarse, los condenados por violación y agresión sexual estarán obligados a aportar sus datos cuando recuperen su libertad.

Fotografía, nacionalidad, documento único de identificación, dirección, nombre del patrono, son datos que está obligado a proporcionar. El agresor deberá actualizar los datos los siguientes cincos años.

El registro será administrado por el Ministerio Público mientras que el banco de datos genéticos estará a cargo del INACIF.

También te puede interesar:

Arístides Crespo se queda sin inmunidad