La defensa de El Chapo Guzmán solicitó que el narcotraficante sea sometido a un examen psicológico por un supuesto deterioro mental.

Aparentemente El Chapo Guzmán sufre trastornos mentales como consecuencia de sus condiciones de encarcelamiento.

Eduardo Balerazo, abogado del narcotraficante, solicitó autorización al juez del distrito de Nueva York.

Pide que  El Chapo pueda recibir terapia con un especialista que revise el estado de salud mental.

Según la defensa, El Chapo Guzmán fue puesto bajo extremas condiciones donde se le mantiene en aislamiento total con otros reos.

El Chapo no puede tener contacto con su esposa y familiares, la falta de sábanas limpias y condiciones deplorables.

Este deterioro se ha manifestado en su inhabilidad para recordar personas, lugares y eventos, además de que se ha quejado sobre alucinaciones auditivas y depresión.

El Gobierno de EE.UU Respondió

La petición de la defensa fue rechazada por el gobierno de EE.UU. que asegura que las medidas son necesarias para quién encabezó una de las redes millonarias del narcotráfico.

El Chapo puede ahora mantener contacto con su esposa por medio de cartas las cuales serán examinadas por el FBI.

  • También puedes leer

Diputado Roberto Kestler: “Todas las mañanas estaba pendiente”

Paz de la Huerta denuncia dos violaciones, sí, fue Harvey Weinstein