La caridad desde la política

La semana pasada tuve la grata oportunidad de presentar el trabajo que se realiza desde diferentes organizaciones del sector empresarial organizado, a través de la iniciativa Mejoremos Guate, para promover acciones que permitan un país más solidario, próspero, con seguridad y justicia, en donde se respeten los derechos humanos y se tengan instituciones fuertes. El foro sobre responsabilidad social desde la empresarialidad tuvo lugar en el Estado de la Ciudad del Vaticano, organizado por la asociación Caritá Politica.

La asociación Caritá Política es una organización fundada en 1996 por el Profesor Alfredo Luciani, con el objetivo de llevar un mensaje de justicia y amor en las relaciones entre las naciones, promover la fraternidad, la universalidad de la familia humana y construir un diálogo de obras entre diversas religiones.

Durante las diferentes intervenciones, se resaló la importancia de la caridad desde la política, entendiendo la caridad en su sentido más amplio como una virtud de solidaridad hacia el sufrimiento ajeno. En sus palabras iniciales el Profesor Luciani comentó sobre la importancia de que los Estados se organicen con el objetivo de brindar las herramientas y servicios necesarios para que sus ciudadanos puedan valerse por sí mismos. Es en este sentido, que la caridad se vuelve tan importante para nuestro país.

La política guatemalteca ha perdido su esencia y pareciera que lejos de servir a los demás, muchas personas que participan en política lo que quieren es servirse a sí mismos. Es allí donde todos los sectores debemos hacer una reflexión sobre las acciones que como país debemos tomar para que rescatemos la forma de hacer política en Guatemala, recuperando la esencia de la caridad en velar que más guatemaltecos tengan las herramientas necesarias para llevar una vida con dignidad.

El sector empresarial organizado en Guatemala en este sentido ha hecho una gran labor, a través de diferentes programas de responsabilidad social empresarial. Organizaciones como la Alianza por la Nutrición por ejemplo, han unido a diferentes esfuerzos para luchar contra el flagelo de la desnutrición crónica, pero está claro que necesitamos que el Estado continúe ampliando los servicios de salud primaria que permitan recuperar la implementación de las acciones de la ventana de los mil días de vida.

El Papa Francisco ha mencionado que “la política es una de las formas más elevadas de la caridad, porque lleva al bien común”. Por ello, todos los ciudadanos tenemos la responsabilidad de exigir más caridad desde la política, que nos permita vivir en un país donde todos podamos gozar de mayor bienestar. @jczapata_s
República es ajena a la opinión expresada en este artículo