Nunca antes el país había caído tanto en el Índice Doing Business

La semana pasada el Banco Mundial publicó los resultados del Índice Doing Business (haciendo negocios) que evalúa tiempos y costos de hacer negocios en 190 países alrededor del mundo. Siendo este uno de los principales indicadores que sirve de fuente de información para la calificación de riesgo país, así como otros indicadores como el Índice de Competitividad Global, el análisis que realiza la Corporación para el Desafío del Milenio y otras instituciones de análisis financiero o crediticio, es sumamente importante conocer las implicaciones de una caída de 24 posiciones en los últimos tres años de la posición 73 a la 97.

Lo primero que es importante clarificar son cuáles son los criterios de evaluación del Doing Business, ya que no toma en cuenta todos los factores para hacer negocios y no debe tomarse como la única referencia para la evaluación hacia el clima de inversión en determinado país. El índice mide 10 factores importantes en temas relacionados a: apertura de empresas, manejo de permisos de construcción, obtención de electricidad, registro de propiedades, obtención de crédito, protección de inversionistas minoritarios, pago de impuestos, comercio transfronterizo, cumplimiento de contratos y resolución de insolvencias.

Guatemala tiene su mejor evaluación en el factor relacionado a la obtención de créditos y obtención de electricidad. Sin embargo, nos hemos quedado rezagados en la aprobación de reformas legales que permitan continuar avanzando en mejorar el clima de negocios. La aprobación de la Reforma al Código de Comercio fue positiva, pero por la fecha en que fue aprobada será tomada en cuenta en la siguiente evaluación. Otras iniciativas pendientes incluyen: la reforma al Registro de Garantías Mobiliarias, la ley de Leasing, la Ley de Factoraje y una Ley de Insolvencias.

Una reforma que el Organismo Ejecutivo podría implementar es facilitar los procedimientos para reducir el tiempo de obtener la aprobación dentro del Ministerio de Salud para permisos de construcción y reducir los tiempos que toma el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales, para aprobar un estudio de impacto ambiental, que según el indicador toma hasta 75 días, cuando en países como Colombia requieren menos de 45 días en aprobar todos los tramites relacionados a la licencia de construcción.

Hasta que logremos que todas las instituciones del Estado comprendan la importancia de generar un clima de negocios positivo y que eliminemos las trabas burocráticas para fomentar más oportunidades, Guatemala podrá aspirar a mejores condiciones. Es importante entonces que tanto el Organismo Ejecutivo, como el Legislativo conozcan mejor el Doing Business y apoyen para que podamos seguir avanzando. @jczapata_s

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo