Esta semana hemos vuelto a sufrir los “bloqueos” de carreteras en todo el interior de país por parte de CODECA (Comité de Desarrollo Campesino). La razón por las que hacen los paros no es diferente a la de las anteriores, es decir, quieren estatización de la Energía Eléctrica, quieren que Renuncie Jimmy Morales, Quieren que renuncie Álvaro Arzú en insisten en la constituyente para reformar la constitución de la República de Guatemala a su modo, por supuesto.

No voy a entrar en detalle en cada una de sus peticiones pues ya lo he analizado en otras ocasiones y ninguna justifica un bloqueo. Y este punto, el bloqueo, es el que voy a comentar. ¿Tienen derecho a bloquear e impedir la libre locomoción a las demás personas? Definitivamente no. Y justamente a quienes más dañan son a los más pobres que por causa de estos bloqueos tienen que perder un día de trabajo y pagar más por lograr llegar a sus destinos, si es que lo logran. Pero por si fuera poco, el martes pasado un niño enfermo que se quedó con su madre atrapado en un bloqueo no pudo llegar a tiempo a un hospital para ser atendido y falleció.

Hay mil razones por las que los bloqueos son ilegales e inmorales. En Zacapa, un grupo de choferes de autobuses y transportistas se molestó tanto que se bajaron a sacar a los que estaban bloqueando. Y es que quienes bloquean cada punto no son tantos. Son un grupito de acarreados (que les pagan por estar ahí bloqueando) que luego de cumplir su jornal se van a sus casas. Pero el daño está hecho. El que estos transportistas molestos liberaran el bloqueo y que además fuera muy comentado y aplaudido en las redes sociales invita a otros a hacer los mismos en otras partes del país. Pero tengamos cuidado porque estos enfrentamientos provocados por CODECA terminarán con heridos y posiblemente muertos. Esto pasa por la ausencia de una verdadera autoridad que haga cumplir la Justicia y el Estado de Derecho por la complicidad de todos los que deberían velar por que las carreteras estén despejadas.

Hasta ahora considero que el gobierno ha sido cómplice de estos criminales al igual que quienes les financian y el Procurador de los Derechos Humanos así como nuestra policía y nuestro sistema de justicia pues no han hecho mayor cosa para evitar los bloqueos y cuando estos se dan no hacen nada para desalojarlo. Por esto, la muerte de este niño cae también sobre estos cómplices.

Siempre he defendido el derecho a que cualquier persona diga lo que quiera, que se manifiesta pacíficamente pero no que interfiera con el derecho que tienen los demás. Aquí están afectando derechos de terceros que cuestan dinero, tiempo y vidas. Tampoco es cierto que son bloqueos pacíficos cuando quienes bloquean llevan palos, machetes y colocan tablas con clavos para que no pasen los autos. Dicen que lo de las tablas es para evitar que no les atropellen como ocurrió hace algún tiempo con una niña que fue atropellada por un conductor impaciente, lo cual tampoco es defendible.

Esta manía que tienen los de CODECA de bloquear carreteras no les favorece. Si llaman la atención, pero cada vez la gente está más molesta con ellos. Pero también es parte culpa del gobierno ya que si la primera vez hubieran sido desalojados donde bloqueaban y fichados los que estaban cometiendo este acto criminal entonces seguramente ya no lo estuvieran haciendo nuevamente.

Termino también culpando a los financistas de CODECA porque le están dando dinero a una entidad criminal corrupta, que roba energía eléctrica y que ahora lleva en su haber una vida, sino más. Que ingenuo que esta gente cree que está fastidiando a los más ricos que es contra quienes lanzan sus diatribas, pero afectan a los más pobres y a su propia gente.

República es ajena a la opinión expresada  en este articulo