El biólogo Daniel Schneider, publicó en su cuenta de Twitter una imagen que refleja tristeza. Tristeza y preocupación por una especie más que se extingue lentamente.

Se trata del rinoceronte blanco del norte. Vive en Kenia y es conocido como Sudán. Es el único macho de los tres de su especie y ya está viejo.

Su avanzada edad, 44 años, hace difícil su reproducción y también la edad de la hembra. Ambos tuvieron una cría que ya tiene 15 años, pero sería la única al morir sus padres.

Los caza los llevó a este momento

La familia de rinocerontes blancos está vigilada todo el tiempo, pero parece demasiado tarde porque durante muchos años la especie fue cazada.

“El declive de estos animales, que recorrían el centro de África, es por la caza furtiva en busca de su cuerno y varias guerras civiles en la región”, indica la reserva Ol Pejeta, donde vive Sudán.

Sudán y las dos hembras, Najin y Fatu, luchan por sobrevivir tras la muerte de dos rinocerontes blancos del norte en la República Checa y San Diego en 2015.

La esperanza ahora es el avance de la ciencia para lograr reproducir a este especie que, seguro, pronto quedará reducida a solo una hembra.

Estos rinocerontes viven unos 40, lo que indica que el final de Sudán está cerca.

Una campaña de Ol Pejeta y el zoológico checo Dvur Kralove intenta recaudar un millón de dólares para los intentos de reproducción de los animales, pero hasta ahora sólo ha conseguido 33 mil.

  • Te sugerimos leer

Conoce a la estrella zombie: Iptf14hls (sí, ese es el nombre)