Las autoridades estiman que alrededor de 2.5 millones de guatemaltecos sufren algún tipo de diabetes. La mitad de los enfermos son mujeres.

Así se ha dado a conocer en el marco del Día Mundial de la Diabetes. La última medición del impacto de la enfermedad se hizo con la Encuesta Nacional de la Prevalencia de Enfermedades Crónicas No Transmisibles y sus Factores de Riesgo en 2015.

En esa ocasión se estableció un impacto del 33 por ciento de la diabetes en su población adulta (mayor de 18 años). Ello significa que unos 2.5 millones de personas sufren algún tipo de esta enfermedad

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. Esta es una hormona que regula el azúcar en la sangre.

Hay dos tipos de este mal. La diabetes tipo uno también llamada insulinodependiente. En este caso se requiere la administración diaria de insulina.

La diabetes tipo dos también llamada no insulinodependiente. Este tipo representa la mayoría de los casos mundiales y se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física. Esta se controla con dietas y ejercicio.

Hasta hace poco, solo se observaba en adultos, pero en la actualidad también se está manifestando en niños.

Datos y cifras

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prevalencia de la diabetes ha aumentado con mayor rapidez en los países de ingresos medianos y bajos.

La enfermedad es una importante causa de ceguera e insuficiencia renal. Así como de infarto de miocardio y accidente cerebrovascular. También de amputación de los miembros inferiores, dice la OMS.

Aproximadamente la mitad de las muertes atribuibles a la hiperglucemia tienen lugar antes de los 70 años de edad. Según proyecciones de la OMS, la diabetes será la séptima causa de mortalidad en 2030.

Prevención

Según la OMS se ha demostrado que medidas simples relacionadas con el estilo de vida son eficaces para prevenir la diabetes de tipo dos o retrasar su aparición. Para ayudar a prevenir la diabetes de tipo dos y sus complicaciones se debe:

  • Alcanzar y mantener un peso corporal saludable.
  • Mantenerse activo físicamente, al menos 30 minutos de actividad regular de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana.
  • Consumir una dieta saludable, que evite el azúcar y las grasas saturadas.
  • Evitar el consumo de tabaco, puesto que aumenta el riesgo de sufrir diabetes y enfermedades cardiovasculares.