La próstata es una glándula que se encuentra solamente en los hombres, se localiza bajo la vejiga y por delante del recto. Es atravesada por la uretra y contribuye con la producción del líquido seminal. El tamaño varía con la edad, aunque una próstata sana es casi del tamaño de una nuez. Si la próstata crece demasiado, comprime la uretra. Esto puede hacer lento o detener el flujo normal de orina.

Mira la entrevista aquí

República Live: Tarde o temprano, el examen de próstata te va …

República Live: Tarde o temprano, el examen de próstata te va llegar a ti. El urólogo del sanatorio El Pilar Giovanni Gaytán nos hablará de la prevención del cáncer de próstata. Además de la jornada de este fin de semana.

Posted by República on Thursday, November 16, 2017

 

¿Cuáles son los factores de riesgo?

  • Edad: el riesgo incrementa a partir de los 50 años
  • Origen étnico/genético: es más frecuente en la población afroamericana
  • Historia familiar: tener familiares cercanos que lo hayan padecido
  • Obesidad y sedentarismo
  • Dieta: la ingesta de carnes rojas y lácteos altos en grasa, así como la disminución de la ingesta de verduras, frutas y ensaladas.

¿Cómo detectar el Cáncer de Próstata a tiempo?

Frecuentemente se puede encontrar el cáncer de próstata en sus etapas tempranas mediante el análisis de la cantidad de antígeno prostático específico (prostate-specific antigen, PSA) en la sangre de un hombre. El examen digital del recto (digital rectal exam, DRE) es otra manera de encontrar temprano el cáncer de próstata. Si los resultados de una de estas pruebas son anormales, se necesitan hacer pruebas adicionales para determinar si se trata de cáncer. Si se encuentra cáncer de próstata mediante las pruebas de detección PSA o DRE, probablemente el cáncer se encontrará en una etapa más temprana y más tratable que la etapa de un cáncer que no hubiese sido detectado precozmente con estas pruebas.

¿Cuáles son las señales y los síntomas del cáncer de próstata?

  • Problemas al orinar, incluyendo un flujo urinario lento o debilitado o necesidad de orinar con más frecuencia, especialmente de noche.
  • Sangre en la orina (hematuria).
  • Dificultad para lograr una erección (impotencia).
  • Dolor en las caderas, la espalda (columna vertebral), el tórax (costillas) u otras áreas debido a la propagación del cáncer a los huesos.
  • Debilidad o adormecimiento de las piernas o los pies, o incluso pérdida del control de la vejiga o los intestinos debido a que el cáncer causa presión en la médula espinal.

¿Cómo se elige el tratamiento adecuado?

La mejor opción será aquella que tenga en cuenta la opinión de un equipo multidisciplinario formado por médicos oncólogos, médicos radioterapeutas y urólogos. Los tratamientos más frecuentemente utilizados son: 1) la observación y vigilancia, 2) la radioterapia, 3) la cirugía, 4) la hormono terapia y en estadíos más avanzados, 5) quimioterapia. Estos tratamientos se combinan en función de las características del tumor en cada paciente.

Evolución de la enfermedad

La mayoría de los cánceres de próstata son de crecimiento lento. El tratamiento depende de varios factores: la etapa de la enfermedad, el grado patológico, la edad del paciente y su esperanza de vida, las recomendaciones de su médico y sus propias decisiones y expectativas.

Lee también

¿Problemas para dormir? Sigue estos pasos

¿Dormir con nuestros perros es un error?