El ichintal, raíz de la planta del güisquil, es deliciosa y aunque muchos la desconocen, su origen se remonta a la época prehispánica. Se encuentra en esta época del año en los mercados por lo que puede resultar una opción diferente en las comidas.
La planta del güisquil, recibe otros nombres como chayote o papa de aire entre otros, proviene de la familia de las cucurbitáceas, tiene una forma de enredadera con hojas acorazonadas y abundantes.
Se consume, el fruto, las hojas o puntas y la raíz que es el inchintal con una forma alargada, con su piel café claro, pulpa blanca, suave y fibrosa que al cocinarse presenta una textura similar a la de una papa acuosa.

Pero, ¿a qué sabe esta raíz? Ofrece un sabor delicado similar al mismo güisquil pero con otra textura. En la cocina podriamos decir que está un poco olvidada, pero se puede incluir de diversas maneras y como resulta un sustituto de la papa, se puede preparar de igual manera.
Es una guarnición ideal por su textura y sabor agradable para caldos como el cocido, en sopas o cremas, en puré, en guisos combinada con otros vegetales o carnes, o en picadillo cortada en cubos y sofrita con cebolla y tomate.

Se cocina al vapor o hervida o de forma tradicional envuelta en huevo, pero siempre necesita ser previamente cocinada, para lo que se corta en rodajas, se cocina en agua hirviendo con sal hasta que esté suave y se condimenta. Se retira del fuego, se pasa por harina, por huevos batidos y se fríe en aceite caliente. Se acompaña generalmente con salsa de tomate o un chirmol y va bien con carnes, pescado o pollo

Otra variante es colocar una rodaja de queso fresco entre cada rodaja de ichintal cocinado, pasar por harina, envolver en huevo y freír. De igual manera que se preparan las chilaquilas o en tortitas o croquetas elaboradas con puré de hichintal. De manera que se come sola o combinada con otros vegetales

Nutricionalmente, se aprecia, por su alto contenido de agua y su bajo nivel calórico. Por tanto, es consumida para lograr una dieta balanceada. Otros nutrientes que contiene son el potasio, fósforo, hidratos de carbono y vitamina A.

A sabiendas que el ichintal es una raíz sabrosa y nutritiva, aún más que el propio güisquil, bien vale incluirla en la dieta y disfrutar de su sabor.

En esta oportunidad les comparto una receta de ichintal y acelgas guisadas. Se sirve con arroz blanco que resulta sin más un platillo nutritivo y delicioso.

Necesitamos los siguientes ingredientes:

1 libra de ichintal

Sal

¼ taza de cebolla

1 tallo de apio

1 chile pimiento pequeño

4 tomates

Sal y pimienta al gusto

1 hoja de laurel

1 ramita de tomillo

6 hojas de acelga

1 taza de agua

Preparación:
Pelar el ichintal, cortar en cubos, cocinar en agua hirviendo con sal y escurrir.
Sofreír la cebolla cortada en medias lunas, agregar apio picado, chile pimiento en bastones y tomate cortado en cubos.
Condimentar con sal, pimienta, laurel y tomillo.
Agregar el ichintal cocinado y la acelga cortada finamente.
Verter agua o caldo de vegetales
Dejar cocinar.