El 25 de noviembre se conmemora una fecha importante que tiene que ver con la eliminación de la violencia contra la mujer, y que por supuesto es un trabajo arduo y que sobretodo necesita que la sociedad y las autoridades sean conscientes y de ninguna manera permitan que este flagelo se convierta en un mal perpetuo, como todo acostumbra a pasar en el país.

Por eso, resulta preocupante que el Ministerio Público señale que la violencia contra la mujer, es uno de los delitos más denunciados, y por eso todo esto representa un compromiso en el que las autoridades deben responder con actitudes contundentes para devolver a las mujeres y sociedad la confianza del valor de la denuncia, que son tan necesarias.

Es evidente que falta mucho para lograr erradicar esto, y tenemos claridad de que esto debe y tiene que cambiar ya que solo así se podrán establecer líneas claras de la dirección para el respeto igualitario y equitativo.

Las sociedades debemos crear un ambiente en el que la vida y la dignidad deben ser primordiales para el desarrollo, por eso quienes nos dirigen son los responsables de velar por el bien de todos y capaces de redoblar esfuerzos.

La lucha, por supuesto no solo debe darse solo desde las autoridades ya que cada uno de nosotros debe empezar a luchar  la violencia, en nuestros hogares, trabajos, y relaciones interpersonales, ya que solo desde una condición propia vamos a crear un espacio de similitud y armonía para todos.

Nuestra sociedad debe ir encaminada a procurar el bien común y es en esa condición en que las autoridades deben concretarse a establecer los procedimientos necesarios, porque la  justicia debe prevalecer y los órganos jurisdiccionales ser parte trascendente.

Esta fecha nos debe de recordar que a diario debemos luchar por eliminar la violencia contra la mujer, recordemos que hoy en día la población avanza, y las malas actitudes y prácticas suelen florecer y nos hace darnos cuenta que existen situaciones que se han normalizado, pero que de ninguna manera está bien seguir replicando.

No olvidemos que al año son decenas de casos, muchos lamentablemente terminan con la vida de personas, que bien pueden ser nuestros familiares o amigas, por eso es necesario que salgamos de esta oscuridad en donde nos permitimos  actuar así.

Yo también me uno para decir que la violencia debe ser frenada, no podemos seguir igual de indiferentes, tenemos que actuar y ser partícipes del país que queremos, no seamos solo pantalla y sí sabemos de un caso en donde se vulneren los derechos de alguien actuemos y denunciemos, porque de ello puede depender la vida de alguien.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo