La central generadora de calor y electricidad Malarenergi en Estocolmo, Suecia, planea abandonar los combustibles fósiles para 2020, y como alternativa empezó a quemar ropa desechada por los almacenes de H&M.

 Jens Neren, jefe de suministro de la empresa con 54 años de operación en base de carbón, explicó que para ellos la ropa se convierte en una importan alternativa para la generación de energía: “Nuestro objetivo es usar únicamente combustibles renovables y reciclados”.

La planta suministra energía para 150 mil hogares. En 1996 alcanzó sus niveles más altos de generación quemando unas 650 mil toneladas de carbón.

Ya quemaron 15 toneladas de ropa

Con la ciudad de Eskilstuna, Malarenergi quema 400 mil toneladas de basura para generar energía. En lo que va de 2017 incineró unas 15 toneladas de ropa proporcionada por Hennes & Mauritz.

La marca explicó que la ropa que usan para generar energía son prendas con moho o que no cumplen con la restricción de productos químicos de la compañía sueca. Además nunca llegaron al punto de venta.

Suecia cuenta con un sistema de energía libre de emisiones gracias a su red de plantas hidroeléctricas, nucleares y eólicas. Pero algunos lugares en Suecia siguen usando carbón y petróleo como fuentes de energía de las cogeneradoras de calor y electricidad.

 

No te pierdas:

Rusia presenta poster oficial y un simulacro del sorteo

Con información de Gizmodo.