Cuando Slobodan Praljak, ex jefe militar de los croatas bosnios, escuchó el veredicto, abrió una botella y la ingirió. Era veneno.

Slobodan Praljak dijo que era inocente e ingirió un líquido de una botella pequeña. Tras escuchar el veredicto del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, fue que Praljak se envenenó. La condena era de 20 años años.

Antes de envenenarse

“No soy un criminal de guerra. Me opongo a esta condena”,

fueron las palabras de Slobodan Praljak, antes de beber el líquido de una botella pequeña. Fue la abogada la que confirmó que el líquido era veneno. Todo ocurrió durante el juicio del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPYI).

El ex jefe militar de los croatas bosnios murió pocas horas después.

Luego de ingerir el veneno, las personas presentes en el juicio entraron en confusión. Cerraron los micrófonos y personal del tribunal, con sede en La Haya, llamó a una ambulancia, pero fue demasiado tarde.

Crímenes contra musulmanes

Slobodan Praljak fue un teniente general cuya condena se dictó en 2013 en primera instancia. La condena era 20 años de cárcel

por crímenes de guerra perpetrados contra musulmanes

En su momento, a Slobodan Praljak lo condenaron con cinco políticos / militares bosniocroatas más. Todos fueron condenados por formar una asociación criminal para crear una Gran Croacia

practicaron la limpieza étnica.

El principal acusado, Jadranko Prlic, de 58 años y ex jefe de Gobierno del entonces autoproclamado mini-estado de Herzeg-Bosna, fue sentenciado a 25 años de cárcel. El fallo era el último que dictaba el TPIY después de 24 años de trabajo. Se desconoce por ahora cuándo continuará la sesión.

El ex líder militar de los bosnios serbios, Ratko Mladic, fue capturado en 2011 y los jueces dictaron contra él cadena perpetua la semana pasada.

Lee también

Kim Kardashian se desnuda, ahora con brillantina

Despacito logra 3 nominaciones a los premios GRAMMY