El expresidente de Ecuador Rafael Correa se declaró el principal opositor del actual mandatario Lenín Moreno, quien fue su Vicepresidente de 2007 a 2013.

Los políticos que llegaron al poder mediante el partido Alianza País, se distanciaron luego que Moreno tomó las riendas del país y empezó a revocar algunas decisiones de Correa.

Además, el actual Presidente consideró que heredó una complicada situación económica de su antecesor, lo cual no cayó en gracia para Correa.

Se fue de Ecuador y no volverá

Además de manifestar su oposición a Lenín Moreno, Correa aseguró que no volverá a residir en el país. En la actualidad vive en Bélgica, país de donde es su esposa.

En estos días llegó a Ecuador para participar en reuniones con grupos que lo respaldan, pero también se encontró con un ambiente hostil.

“No puedo, en los próximos años por motivos familiares muy profundos, volver a residir en el Ecuador”, dijo Correa a periodistas.

El exmandatario subrayó que en sus planes no figuraba la política, pero volvió a estos campos por acusaciones que calificó de “traiciones”.

Correa criticó las acciones de Moreno ya que consideró que está “destruyendo” su proyecto político llamado “Revolución Ciudadana”, lo cual es negado por el gobernante.

La consulta de la discordia

Uno de los puntos que enfrenta a Correa con Moreno es la Consulta Popular, mediante la cual se busca, entre otros puntos, impedir la reelección por tiempo indefinido.

  • Te sugerimos leer

Javier Hernández reconoce derrota en el Congreso