Un hecho sin precedentes que nos deja en medio de un desamparo total a los ciudadanos guatemaltecos que nos apegamos al estado derecho y que tontamente confiamos en un sistema de justicia que hoy más que nada se ve inclinado hacia un grupo social que hace y deshace lo que quiere en una comunidad aborigen*.

El hecho de que un grupo de aborígenes tome en sus manos la justicia y la vuelva un símbolo claro de hechos que datan de la época de la esclavitud y de antes de la colonización y ninguna autoridad como la Procuraduría de los Derechos Humanos, el Ministerio Publico ni el Ministerio de Gobernación, se pronuncie por los hechos conducidos a pesar del agravante que la víctima es una autoridad reconocida por la Constitución Política de la República de  Guatemala, esto nos deja claro a quien se defiende, a quien se protege y a quien no, las pruebas son claras, pero que podemos esperar si el mismo trabajador de los DDHH es quien comete el delito.

Qué pasaría si las cosas fueran al revés, que el azotado sea un aborigen por unos “Ladinos”, creen ustedes que todas esas ONG’s, ausentes en estos hechos ocurridos, no saldrían a generar un caos y una serie de amparos por la violación de lo Derechos Humanos, creen ustedes que la caricatura que tenemos por Procurador de los Derechos Humanos no expondría ante todos los organismos Internacionales el abuso descomunal que se cometió sobre un aborigen.

Donde quedan los derechos que nos garanticen una justicia justa, donde queda la seguridad de una persona, sea nacional o extrajera, que viaje con fines de turismo y sea acusada por una turba de esta calaña y sin tener un juicio justo sea acusado y condenado por las “leyes indígenas”.

Esto genera interrogantes como:

¿Ciudadanos libres y apegados al estado de derecho queremos pasar una situación de este tipo?

¿Estamos exentos todos los ciudadanos de estas acciones de grupos aborígenes?

¿Confiamos plenamente en un sistema de justicia y en una PDH que deja que ciertos grupos sociales hagan lo que se les venga en gana?

Todas sin ninguna respuesta concreta.

La procuraduría es un ente que debe velar por los derechos de TODOS sin importar la raza, sin embargo en la actualidad está se ha dedicado a defender a grupos y personas que actúan al margen de la ley y a defender situaciones que definitivamente son inconstitucionales.

Nuestro país no necesita más división, nuestro país no necesita leyes para unos y leyes para otros, nuestro país no necesita derechos para unos y derechos para otros, de ser así entonces se deberían crear áreas o reservaciones para estos grupos aborígenes en los cuales ellos sean vinculados a sus leyes y a sus derechos y no puedan salir de las mismas, cosa que sería un total retroceso a nuestra civilización actual.

En una encuesta realizada por mi persona y compartida en varias páginas de las redes sociales en las cuales participan todo tipo de razas se llegó al resultado de que un 93% de los que votaron están a favor de la remoción del cargo del Procurador de los Derechos Humanos por su nefasta administración.

De la misma manera se pensaría de un Ministro de Gobernación que aun siendo público el comunicado de la Municipalidad Indígena de Sololá en el cual declara de manera descarada la participación en este tipo de actos de Gobernación Departamental, Comisión Presidencial de Derechos Humanos (COPREDEH), Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH), Ministerio Público (MP) y Defensoría de la Mujer Indígena (DEMI), ha omitido condenar este acto y dar un seguimiento adecuado para que se capture a los responsables directos de este tipo de acciones que más allá de ser una manera legal de realizar un acto de justicia se convierte en un acto vandálico en contra de una persona que esta embestida con el poder de una autoridad.

Definitivamente Guatemala se ha convertido en un lugar donde la justicia es un circo que únicamente logra entretener a la ignorancia y los incultos, por que aquellos que en verdad no se dejan manipular por las masas se dan cuenta que no obtenemos ninguna garantía constitucional del sistema judicial de nuestro país.

Señor Procurador de los Derechos Humanos es tiempo que se ponga una mano en la cabeza y se dé cuenta que es un completo incompetente que lo único que ha creado en la población es descontento con sus acciones de protección a la delincuencia, ya entendiendo eso colóquese la otra un poco más debajo de la cintura y tenga el valor de entregar el cargo para el cual no está preparado.

Deje ya de ser un vividor del Estado de Guatemala.

*Significado de aborigen según la RAE: HABITANTE DE UN LUGARPOR CONTRAPOSICIÓN AL ESTABLECIDO POSTERIORMENTE EN ÉL.