El Ministro de Finanzas Julio Hector Estrada se pronunció por la no aprobación del Presupuesto General de Ingresos y Egresos por el Congreso de la República este jueves 30 de noviembre.

No hay consensos políticos o sociales y ese es el entorno que estamos viviendo”, se consoló el ministro del tesoro.

“Vemos esto como una mala noticia para el país. La improbación no es buena y pero tampoco era inesperada. Con este gesto se comunica que en los espacios políticos sociales la falta de entendimiento y cooperación“, dijo Estrada.

“Lo que el ejecutivo buscaba con este presupuesto es ampliar la cobertura del servicio de salud con énfasis grande en el primer nivel de atención y en educación en programas de asistencia como alimentación escolar valija didáctica y libros”, recalcó el funcionario.

Estrada recordó el esfuerzo que se hizo a nivel técnico y de planificación desde marzo en esta discusión. Rescató que se hizo de manera transparente. “Definitivamente los últimos acontecimientos políticos del anterior trimestre hicieron que este proceso fuera particularmente más difícil“, resaltó.

Lo que vendrá con el presupuesto 2017

Así es como las cosas se dieron y nos toca asumir lo que la ley establece. Nos toca trabajar con el presupuesto del 2017. Asegura Estrada que se implementarán medidas de austeridad en gasto para inversiones y se harán más propuestas de presupuesto multianual.

“Estamos ya trabajando con las estimaciones con el presupuesto con el 2017 para apoyar los procesos de expansión de seguridad y justicia, los programas de apoyo, refacción escolar personal educativo abastecimiento y funcionalidad en el tema de salud y educación que son esenciales en los servicios públicos, básicos. Concluir los temas de reconstrucción vial empezados en 2017″, agregó.

No es un Congreso responsable

“Un presupuesto con menos exigencias, con menos límites a la discrecionalidad; es preferible“, así reaccionó el analista Luis Linares de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales, al referirse a mejor usar el presupuesto vigente.

“Si fuera un Congreso responsable podría haber mejorado el proyecto de presupuesto con la mayor diligencia posible. Así como tuvieron tiempo para planificar las modificaciones al código procesal penal“, ironizó Linares.

“Pudieron haberlo hecho con dedicación y dejar un presupuesto mejor. Lo que mostraron fue un incumplimiento del Congreso de sus obligaciones y responsabilidad sumado a la incompetencia del ejecutivo“, remató.

En cuanto a la no aprobación del presupuesto y que este hecho puede crear rencillas entre el Ejecutivo y el Legislativo, Linares no lo cree. “El problema lo va a tener el gobierno ya que tendrá que ajustarse al presupuesto responsable y plantear después un reordenamiento de partida. Creo que es una buena lección para el gobierno para que haga las cosas bien porque demuestra una incompetencia muy grande. Cada paso que da la ratifica y la aumenta”, dijo.

También puedes leer:

INE: Aumenta la informalidad en el país