La coliflor como cualquier hortaliza resulta nutritiva y versátil para prepararse de muchas y deliciosas maneras.

La coliflor está formada por ramitos de color blanco o crema, sus hojas son verdes y están unidas a la base. Se consumen tanto los tallos como los brotes florales.

Puede presentar diversas tonalidades, aunque su color es irrelevante en el sabor, pero si en su valor nutricional, ya que la de color verde tiene más vitamina C y otros minerales.

Cuando adquiera la coliflor, debe ser consistente, con sus ramitos cerrados, sin manchas amarillentas u oscuras. Las hojas externas deberán lucir frescas.
Podrá prepararlas de diversas maneras, desde crudas cuando están tiernas, hervidas, al vapor, al horno, guisadas o a la parrilla. Algunas posibilidades: en ensalada combinada con otros ingredientes como zanahoria, chile pimiento, arvejas, ejotes, etc.

O prepare una sopa bien esperada cuando hace frío, para lo que hierva agua y leche, adicione la coliflor cortada en florecitas, papa en cubos, cebolla y chile pimiento en bastones. Se condimenta con sal, pimienta y nuez moscada. Finalmente se licua, se regresa a la olla para darle un hervor final. Sirva inmediatamente con perejil finamente picado, crotones o crema.

Además, un suflé va de maravilla con las carnes o aves , por lo que podrá preparar uno fácilmente con las florecitas de coliflor cocinadas combinadas con una salsa bechamel, queso parmesano, yemas y claras a punto de nieve. Se coloca en una fuente para horno, se espolvorea con miga de pan o queso parmesano y se hornea, será apetecible y diferente. La salsa bechamel o blanca se prepara con igual cantidad de mantequilla derretida y harina agregada de golpe con lo que se forma una pasta en el fuego, se diluye con leche y se condimenta con sal, pimienta y nuez moscada.

Para lograr un mejor valor nutricional, cocine al dente para resguardar sus nutrientes y evite adicionar demasiada mantequilla, aceite, crema o queso para controlar su valor calórico. Son apreciadas por su aporte de vitamina C, ácido fólico y potasio, además es rica en antioxidantes y buena fuente de fibra.

Hoy, estamos más atentos a lo que consumimos, a la vez que damos rienda suelta a forma de preparar los alimentos y disfrutamos así de comidas diferentes y bien presentadas. Entonces, incluya esta deliciosa hortaliza en sus guarniciones de fin de año.
En esta oportunidad les comparto una ensalada de coliflor, para lo que necesitamos los siguientes ingredientes:

• 2 tazas de coliflor
• 2 huevos
• 1 cucharada de mostaza
• 1 cucharada vinagre de vino tinto
• 1 cucharadita de cebolla
• 1 cucharada de pepinillos
• Sal y pimienta al gusto
• 6 cucharadas de aceite

Para su preparación:

Cocinamos y escurrimos la coliflor cortada en flores pequeñas.
Adicionamos los 2 huevos duros picados.
Preparamos el aderezo con, mostaza, vinagre, cebolla y pepinillos finamente picados, sal, pimienta y aceite.

Una deliciosa ensalada siempre será bienvenida en la comida, ya que provee de vitaminas, minerales y fibras naturales, estimula el apetito y contribuye a la digestión.