¿Se sobreestimó la pobreza del país?

14

Para el cálculo de los precios de la canasta básica alimentaria el Instituto Nacional de Estadística (INE) utiliza una metodología poco clara para diversos sectores, tanto privados como académicos. A criterio de los investigadores existe un aumento de los productos que no cuadra con sus investigaciones.

El conflicto generó polémica ya que la no actualización de la metodología por parte del INE, vigente desde 1996, ha causado, según los analistas, que se sobrestime la pobreza para un fin específico o que tal índice sirva para justificar programas sociales al decir que “somos más pobres de lo que realmente somos”.

El cálculo de UFM Market Trends “Las Inconsistencias del INE” cita el ejemplo del precio del güisquil en el que afirma que “los precios crecieron más rápido en el período 2011-2017 con un 25.7%, versus el período 2005-2010 con un 3.5%.

El informe hace una comparación con un cálculo del Ministerio de Agricultura Ganadería y Alimentación (MAGA), durante estos dos períodos, en los que registró que en 2005-2010 hubo un incremento del precio del 4.31%, mientras que el segundo período registró una deflación del 0.004%. Es decir nula, contrario a lo registrado por el INE.

La papa también tiene un comportamiento similar. El INE registró en el período 2005-2010 un aumento de 6.4%, mientras que en el segundo lapso, 2011-2017, fue de un 10.97. Por el lado del MAGA, en el primer período registra un incremento de 2.81% y en el segundo período un 0.34%. Así hay más ejemplos.

¿Cuándo se acentuó el problema?

Los analistas no coinciden en una fecha específica, pero dan una ventana entre los años 2008-2011.

Para el economista Daniel Fernández, columnista de UFM Market Trends, los precios entre MAGA e INE son similares hasta el 2010, lo cual se puede confirmar en el informe.

Mientras que Jorge Benavides, analista de la Fundación para el Desarrollo de Guatemala (Fundesa), considera que esto sucede a partir del 2008, pero se acentuó en el 2011.

Tanto Fernández como Benavides aseguran que los comportamientos mundiales de los precios de alimentos que están incluidos en la canasta básica se fueron a la baja por aquellos años.

También el MAGA registró aquella baja. Pero para el INE, esto no sucedió. La causa: el error del cálculo del Índice de Precios al Consumidor (IPC), comentan.

El problema siguió y los precios continuaron en alza. En los mercados cantonales la realidad era otra; una más económica, añaden.

Cambio de metodología

A finales de octubre, el INE presentó una nueva metodología para actualizar el cálculo de la Canasta Básica Alimentaria (CBA).

Además de los productos ya registrados, decidieron incluir 10 nuevos más. Dentro de los productos que ingresaron están:

  • aguacate
  • avenas de cualquier tipo
  • carne de res sin hueso
  • carne de cerdo sin hueso
  • embutidos
  • hierbas
  • incaparina
  • piña
  • sandía
  • sopas instantáneas

Puede causar extrañeza que se incluyan las sopas instantáneas y aguas gaseosas porque no aportan nada a la ingestión calórica. Ambos productos se incluyen porque tiene un consumo masivo en la población. Además es un gasto importante técnicamente en la metodología.

Otra de las modificaciones fue la baja en el promedio de integrantes de familia, que de 5.38 pasó a 4.77.

También se incluyó un aumento en la cifra de ingestión calórica por persona de 2,210 a 2,262 calorías, lo cual la nueva CBA pretende garantizar como consumo.

En octubre de 2017 la CBA se ubicaba en Q3 mil 475.28. Para noviembre y con el nuevo cálculo se ubica en Q2 mil 548.50. Se le sumó un costo de adquisición de alimentos consumidos fuera del hogar por Q1 mil con 90 centavos para un total de Q3 mil 549.40.

¿Cómo se explica entonces este costo de adquisición de alimentos consumidos fuera del hogar?

Uno de los analistas consultados que prefirió el anonimato, explicó su percepción acerca de este monto.

“Dentro de los hábitos de consumo antes se podía ir a su casa o llevar cena anterior y me llevo eso a la oficina. El cambio de hábito ha sido el consumo de almuerzos entre Q 18-30.

¿Cómo mete los almuerzos preparados dentro de este consumo? No se me hace tan descabellado un cálculo de Q500 por persona. Eso no puede ingresarlo en la CBA y es hábito regular de los guatemaltecos”, expone.

Simular método

Por la falta de transparencia y el conocimiento de la metodología que usa el INE para calcular el precio de la Canasta Básica Alimentaria, los investigadores hicieron un estimado basado en información que se puede conseguir en mercados cantonales o supermercados.

Según Benavides, el monto debería rondar entre Q2,400 y Q2,600 al mes. Fernández, fue a dos supermercados, los más caros de la capital, y concluyó que ronda entre Q2, mil 400 y Q2 mil 800.

“Si estos artículos fueron comprados en estos supermercados, en los mercados cantonales las cifras son menores”. Ahora se le agrega un consumo de calorías fuera del hogar lo cual no tiene ningún sentido, agrega Fernández.

Si tienes a alguien que está en un riesgo de pobreza grave y no tiene dinero para llegar a fin de mes no va a comer fuera de casa“, explica.

Exfuncionarios del INE que pidieron el anonimato explican que ir a un mercado o supermercado a realizar un cálculo y aventurarse a contradecir al INE, es grave.

“Los que fueron a un mercado cantonal o a un supermercado sin replicar la metodología del INE debieron haber ido tres veces a ciertos mercados cantonales o a varios supermercados y no la replicaron en su totalidad”, comentan.

Otro de los analistas expresó que: es muy “arrecho” querer replicar la metodología sin saberlo. “Uno está haciendo acusaciones muy serias sin saber la metodología. Hay que ir por lo menos tres veces a los mercados y revisar todas las regiones. Acusar al INE de esa manipulación es grave y se necesita tener mucho valor solo con lo que hicieron”.

También explican que el fenómeno de captura de datos por parte del MAGA es que hace su cálculo en las fincas, no en el mercado como hace el INE.

El MAGA no hace una encuesta representativa. Entrevista tanto a productores como vendedores. Es distinto preguntar en la finca que en el mercado.

La desactualización es culpable

Para el director del INE, Mauricio Guerra, el método de cálculo del CBA se deriva de la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida(Encovi). Esta metodología está estandarizada y avalada por el Instituto de Nutrición de Centroamérica y Panamá.

Guerra afirma que el INE cotiza cada día los precios de los alimentos en aquellos lugares donde los guatemaltecos los compran.

“Incluyen tiendas, centros comerciales, mercados cantonales. El INE cotiza más de 32 mil precios al mes, en distintas regiones”, explica.

Acerca del cuestionamiento de por qué el precio de la CBA es tan alto, Guerra señala a la desactualización como la culpable.

“Había una desactualización de más de 20 años que tenía condiciones de consumo, patrones de consumo, y condiciones de vida de comportamientos de hace dos décadas. Los mecanismos de la CBA ya no eran sostenibles en el tiempo lo que hizo que el comportamiento no estuviera ajustada a la realidad”, explica.

¿Fue una política o fue un error?

“En la conferencia para la presentación de la nueva metodología, Fredy Gómez, quien es encargado de la Gerencia Técnica de INE, confesó que la decisión de no cambiar la metodología fue una razón política”, explica Benavides.

Para Fernández la decisión política “es un escándalo gravísimo” y por supuesto “hay una agenda política detrás”.

“La primera y más clara es que quiere sobrestimar el número de pobres en Guatemala. Muy posiblemente la pobreza extrema en Guatemala entre 2006 y 2014 haya caído.

“No queremos decir que la pobreza no existe en Guatemala. Lo que queremos decir es que se está sobrestimando esa pobreza. Somos menos de lo que nos dicen que somos, y eso es parte de una agenda política oculta”, asevera Benavides.

El analista agrega que, en ese error político se deben deducir responsabilidades. Explica: “Si se modificó la estadística, quiere decir que se tomaron a partir de decisiones basadas en la estimación de la pobreza.”

Justo en el período de la UNE fue cuando se hizo la estimación que la pobreza había aumentado en 5 años. Si yo aumento la línea de pobreza y usted tiene un programa que está destinado a beneficiar pobres necesita más “plata” para ese programa”, dice.

CBA difícil de manipular

Otro de los analistas consultados aclaró que la decisión es porque la CBA es un instrumento muy político y lo hicieron con base en la Encovi y no la Enigfam. La Encovi tiene un sesgo particular y se basa en una variable en la que se define qué es lo que vas a encontrar.

Pero aclara que es muy difícil manipular la CBA bajo un mandato partidario. Manipular una institución como el INE, que si bien es cierto no tiene fortaleza institucional, no puede encaminar dicha “conspiración”.

“La idea que alguien haya manipulado algo tanto por tanto tiempo sin que se miren grandes errores, es muy difícil. Si creo que hay una debilidad en el cálculo. Hay que hacer una nueva encuesta para respaldar los hábitos de consumo”, comenta el entrevistado.

Agrega también que la CBA no debería basarse en la encuesta del Encovi por razones obvias. En cambio debería de usar el Enigfam, que es una encuesta creada precisamente para ver hábitos de consumo.

Guerra también expresó que la manipulación es imposible. “No se puede, nada que ver. Subir o bajar la canasta no va a bajar el tema de pobreza, solo indica lo que más se consume”.

Agrega el funcionario que las fórmulas para el cálculo del CBA y el IPC son dos cosas diferentes. Una porque registra hábitos de consumo de los guatemaltecos. Otro es un indicador macroeconómico que calcula la inflación; son dos cosas totalmente aparte”.

Consecuencias de no actualizar datos

Uno de los primeros daños que menciona Benavides es que por este “cálculo” el aumento al salario mínimo está alejado de la realidad.

“El mal cálculo del INE en cuanto a los precios de la CBA, aumenta los salarios mínimos”, explica.

Añade: “La política monetaria del Banco de Guatemala sobre cuánto dinero saca en circulación depende de la inflación. Si es menos debería salir más dinero de circulación. Si la inflación es menos de lo que estamos calculando, el PIB crece más; debería de haber más dinero en circulación y el tipo de cambio debería ser más alto.

El Banguat pronosticó una tasa de inflación del 5.22% para este año y con este nuevo ajuste del INE debería bajar en un 1.5%“, explica.

Fernández también afirma que el daño primario es la negociación del salario mínimo: “Los sindicatos basan su política de salario mínimo a partir de la Canasta Básica Alimentaria. Es precisamente lo que hemos estado diciendo con informes que la CBA puede ser manipulada hacia el alza”.

Para el analista de Centro de Investigaciones Económicas Nacionales, David Cassasola, la Comisión de Salario Mínimo está por entregar su dictamen por lo que la propuesta no incluye esta metodología. “Será importante para el próximo año porque ya terminaron las reuniones de las Comisiones Paritarias. Habrá que ver en qué etapa esté la Comisión Nacional ya que podría estar en las últimas instancias”.

Según Cassasola el que debe estar al tanto de esta situación es el mandatario.” En todo caso el que lo debe tener claro es el Presidente porque debe tomar la decisión al final”.

¿Mejorará el cálculo con esta nueva metodología?

Para el analista de Fundesa al menos se aclara un poco el panorama y en apariencia sí. “Lo hace más facil y ahora se puede confiar en los precios que están en el mercado y que ya no son ajustados”.

Fernández difiere. “Solo están intentando tapar agujeros y lo están haciendo de una forma muy fea. Lo que dijeron que van a pasar la página y que no van a recalcular nada. Simple. La poca institucionalidad que hay en Guatemala pues la tiramos por la borda“.

Agrega el peligro que podría provocar esta falta de seriedad de las instituciones: “Si no me puedo fiar del INE ¿por qué me voy a fiar del Banguat? Esto pueda ahuyentar la inversión extranjera directa. Se le dice al empresario que no se fíe de los datos que le están dando porque no se sabe si son ciertos o no”.

Cassasola se consuela con un levantar de hombros. “Por lo menos ahora tendremos algo mejor de lo que teníamos. Pero necesitamos avanzar en seguir asegurándonos que los demás sistemas estadísticos se actualicen y ver cómo se garantiza un financiamiento al INE para que ellos tengan la capacidad financiera y técnica de seguir actualizando sus mediciones. Esta política la debe adoptar el INE con el paso del tiempo”.

Transparencia es la solución

Dijo uno de los expertos que todas las operaciones que realiza el INE sos supervisadas por el BANGUAT. Toda la información recabada se le daba a la Junta Monetaria.

Habían dudas razonables acerca de por qué en Jalapa, por ejemplo, la inflación es más alta. “No tenemos una justificación pero eso es lo que está saliendo.

“Lo que sucede es que el INE no se supo defender. Eso me sorprende, que no tengan la capacidad de justificar lo que hacen. Pero es parte de la debilidad institucional que tienen. Ellos debieron ser más contundentes en su defensa”.

Necesario fortalecimiento institucional

Al experto no le cabe la menor duda que el fortalecimiento institucional del INE debe ser inmediato para que no se creen dudas.

“El INE, a mi juicio, debería caminarse en hacer tres cosas para salir del entuerto.”

  • La primera adelantar el Enigfam que es para calcular la CBA, porque está desactualizada y debería hacerlo ahorita. Es más sano. La encuesta del Encovi no es la mejor información porque tiene suficiente información.
  • La segunda es que la institución debe publicar las metodologías y todos los datos individuales que recolecta. Todo esto podría hacerse con una nueva encuesta como el Enigfam.
  • La tercera, debe invertir en hardware y software, y representa una inversión muy fuerte. Porque lo que se tiene ahora no es amigable para hacer este tipo de cálculos”, comenta.

Al consultarle a Guerra acerca de qué ha causado esta desinformación, responde: “Es falta de transparencia. A principios de este mes cuando presentamos el informe de la canasta ya encuentra la metodología y los precios que usamos.”

Todo está publicado. Precisamente uno de los objetivos era asumir un proceso de transparencia para ser compartido.

“A partir del año pasado que asumimos el INE, vimos que es necesario implementar un sistema de modernización. Una de las prioridades es actualizar la CBA.”

Dentro de las actividades que se hicieron para explicar la nueva metodología, invitamos a analistas, periodistas. Cuando no se tiene dominio de la parte técnica suceden este tipo de dudas. “Todas las personas que sembraron dudas fueron exitosos. Pero incluso hasta eso se justifica pero no se debe hacer de esta manera”, explica uno de los analistas.

“Ver hacia adelante”

Para David Cassasola el daño ya está hecho y no queda otra que ver para adelante. Sin embargo, Fernández explica que sería un error no actualizar la CBA de otros años con este nuevo método.

Fernández dice que se va a discutir en las próximas semanas una nueva ley del INE. Por lo que se debe insistir por una institución más transparente

“Ya no solo tienen que dar la obligación que se les pide. En la propia ley tiene que estar obligados a publicar la información de oficio. Nadie tiene que llegar a pedirlo. Cualquier persona que quiera obtener información y quiera replicar la información del INE pueda hacerlo. Si no esta de acuerdo puede decirle al INE y sugerirle soluciones”, dice.

Benavides va más allá porque toda esa actualización de datos se perdería.

“Estamos viendo si hay algún incumplimiento de deberes o delito de manipulación de información. Hay responsabilidades qué deducir“, afirma.

Te sugerimos leer:

Rescatan con vida a tripulantes de avioneta que se estrelló