El casco urbano del municipio de Tacaná, San Marcos, no cuenta con el servicio de energía eléctrica desde hace más de nueve días.

Ello debido una deuda que tiene la comuna con Energuate y que se niega a cumplir. El monto de la obligación económica asciende a Q14.5 millones.

“Pese a que el viernes se había acordado un pago inicial de Q2 millones y ocho años para pagar el resto de la deuda, la comuna no ha hecho efectivos ni el depósito ni tampoco el reconocimiento del adeudo”.

Así lo dio a conocer la empresa distribuidora de energía eléctrica.

Los perjudicados

“Energuate lamenta que con la falta de cumplimiento de los consensos se perjudique a más de mil vecinos de ese municipio, que llevan más de nueve días sin energía eléctrica”, expresó Maynor Amézquita, vocero de la distribuidora.

Las autoridades municipales no han cumplido con los acuerdos alcanzados con Energuate para cancelar la deuda.

El suministro eléctrico fue suspendido a la Empresa Eléctrica municipal de Tacaná, por una deuda de Q14.5 millones.

Una maniobra ilegal, presuntamente realizada por personal de esta empresa municipal, también dejó sin energía al municipio huehueteco de Tectitán.

También puedes leer

Familia capturada en operativo contra extorsiones