El anuncio del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como capital de Israel originó una cadena de reacciones.

La mayoría pide prudencia, diálogo y negociación ante el miedo a desestabilizar Oriente Próximo.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, calificó de “histórica” la declaración de Trump y aseguró que se mantendrá el “statu quo” de los lugares santos en Jerusalén.

En un vídeo colgado en su cuenta de Facebook asegura que la “identidad histórica” de su país está siendo reconocida.

“Nuestra identidad nacional e histórica está recibiendo gestos importantes cada día, pero en especial hoy”, dice Netanayhu.

El ministro de Industria israelí, Naftali Bennett agradeció las palabras de Trump: “Gracias al presidente de los Estados Unidos” y añadió:

“Hoy es un día brillante para el pueblo judío”.

El presidente israelí, Reuvén Rivlin, emitió un comunicado en el que felicita al presidente de Estados Unidos:

“Felicito al presidente Donald Trump por su anuncio (…).

No hay un regalo más hermoso ni adecuado, cuando nos acercamos a los 70 años de la independencia del Estado de Israel”.

Añadió que la decisión de la Casa Blanca “es un logro en el reconocimiento del derecho del pueblo judío a nuestra tierra y un hito en nuestro camino para la paz”.

Reacciones contrarias a la decisión de Trump

Egipto, un socio clave de Estados Unidos en la región, fue el primer país árabe en reaccionar ante el anuncio de Trump.

“Egipto hace hincapié en que la adopción de esta decisión unilateral es contraria a las resoluciones de la ley internacional y no cambiará el estatus jurídico de Jerusalén”.

Turquía señaló que la decisión de Trump sobre Jerusalén es “irresponsable” e ilegal.

“Hemos recibido con gran preocupación el anuncio que reconoce Jerusalén como capital de Israel y que trasladará su embajada en Israel a Jerusalén, y lo condenamos”.

Así escribió el ministro de exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, en su cuenta de Twitter.

El presidente francés, Emmanuel Macron, rechazó el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel. 

Es una decisión desafortunada, Francia no la aprueba, y contradice el derecho internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU”, dijo Macron.

Además, hoy la Liga Árabe ha convocado una reunión de emergencia en El Cairo para debatir la decisión estadounidense.

“Quiero ser claro: no hay alternativa a la solución de dos estados. No hay un plan B”, afirmó el secretario general de la ONU, António Guterres.

El ayatolá Ali Jamenei, la máxima autoridad de Irán, calificó hoy como un gesto de debilidad la intención que tiene Estados Unidos de reconocer Jerusalén como capital de Israel.

Siria condena en los términos más enérgicos la voluntad del presidente estadounidense de reconocer (…) Jerusalén como capital de la ocupación israelí”, afirmó una fuente del ministerio de Relaciones Exteriores.

El Papa está preocupado

No puedo callar mi profunda preocupación por la situación que se ha creado en los últimos días” en torno a Jerusalén, declaró el Papa Francisco.

“Hago un llamamiento desesperado para que todos se comprometan a respetar el statu quo de la ciudad, en conformidad con las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas”, agregó.

  • Te sugerimos leer

Trump reconoce a Jerusalén como la capital de Israel