La fiscalía peruana allanó este viernes dos locales del partido político opositor, Fuerza Popular, relacionado a un supuesto lavado de dinero en la campaña de Keiko Fujimori.

Keiko, quien es hija del expresidente de Perú, Alberto Fujimori, está siendo investigada por un presunto lavado de activos el cual está relacionado con el caso Odebrecht.

Los allanamientos en las sedes de la agrupación política Fuerza Popular de Fujimori, fueron autorizados por el juez a cargo del proceso Richard Concepción.

Declaraciones de Fujimori

Según medios internacionales, durante una rueda de prensa, Keiko Fujimori expresó que los allanamientos es una actitud abusiva y que lo único lograrán es fortalecerlos.

Keiko también mencionó que no se quedarán callados, no serán doblegados y continuarán luchando contra los corruptos. “Perú merece que se sepa toda la verdad”, mencionó la política.

Fujimori, agregó que espera estas acciones no sean en represaría por señalar que la fiscalía no ha allanado los locales de las empresas implicadas en el caso Odebrecht.

Por último Fujimori comentó que desde meses atrás envió a la fiscalía los libros contables del partido y que hace dos semanas entregaron los balances al organismo electoral.