Tomado del diario La Jornada

Después de 22 años, la guatemalteca Catalina Roblero Morales, que participa en la Caravana de Madres Centroamericanas de Migrantes Desaparecidos, se rencontró con su hijo.

Se trata de Elisandro Reginaldo Roblero, informó Rubén Figueroa, del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM).

Dijo que la reunión tuvo lugar a las 20:00 horas de este jueves en el comedor de Las Patronas, que ayuda a los migrantes, ubicado en Veracruz.

En entrevista señaló que este es el primer recuentro desde que se concreta desde el pasado 1 de este mes en que ingresó en México la Caravana, que en 18 días recorrerá 18 estados del país.

Video del Movimiento del Migrante Mesoamericano

El rencuentro fue “un gozo”

Elisandro Reginaldo, originario de Sibinal, San Marcos, vive en la Ciudad de México desde hace años y con el apoyo del activista Sergio Cuevas se trasladó a Veracruz para la reunión.

Explicó que por el proyecto Puentes de Esperanza que lleva a cabo el MMM se logró, en meses recientes, la comunicación con el guatemalteco.

El chapín les informó que su familia vive en Sibinal, San Marcos, por lo que “acudimos a esa zona a buscarla”.

Agregó que una vez que encontraron a sus parientes, les informaron que Elisandro Reginaldo vive en la Ciudad de México.

“Fue una alegría y de ahí nos organizamos para que se reencontraran durante el recorrido de la Caravana”.

Figueroa manifestó que el reencuentro “fue un gozo y un aliento para el resto de las madres y otros familiares que participan en la Caravana”.

Todos “corearon: ‘sí se pudo’ y cantaron ‘una madre no se cansa de esperar’”.

Informó que Catalina viene acompañada por su hija Antolina, hermana de Elisandro Reginaldo, con su hijo de dos años.

  • Te sugerimos leer

CSJ rechaza el antejuicio contra el juez Mynor Moto