Es en este, el último mes del año, cuando se evidencia aún más nuestra poca educación vial y lo “sencillo” que es hacer colapsar nuestra ciudad o cualquiera de nuestras carreteras.

El consejo sería simple, tanto que ni siquiera es realista, quedarse en casa y salir solamente lo necesario, pero todo sabemos que hay que moverse por muchas razones inevitables. Y en esos entra el trabajo, reuniones laborales o sociales y hasta emergencias. Un consejo un poco más realista puede ser el de pactar juntas a horas en la que el tránsito está más despejado. Buscar lugares cercanos, poco conocidos para evitar embotellamientos y aglomeraciones.

Y si de verdad no hay otra opción y tocó a travesar el boulevard liberación a las 6 de la tarde, pues el consejo es, además de armarse de paciencia, tener en el teléfono una aplicación que nos ayude a encontrar la vía más despejada y que además nos dé una idea del tiempo en el que llegaremos al lugar. Es bueno tener a la mano también algo de tomar. Otro consejo, que no solo beneficiará a los demás, sino que también a usted es ser cortés mientras se está al volante y más importante aún ser prudente y dejar en manos de otros las maniobras y la velocidad. No hay que aumentar al caos y habla de un conductor responsable tener gasolina suficiente para sobrevivir los atascos de diciembre y no ser la razón de uno de estos embotellamientos.

Si bien exigimos a las autoridades pertinentes sobre la correcta movilización del tránsito también es importante que recordemos que nosotros también tenemos una parte importante que realizar y con la que podemos contribuir desde nuestros automóviles.

Pero, sobre todo, en estas épocas, debemos hacer importante lo que es realmente importante, más que ir a comprar mil regalos a un centro comercial, ir a cenar al mejor restaurante de la ciudad o ir al hotel más exclusivo de cualquier parte del país; es pasar el tiempo con las personas que realmente queremos como nuestra familia y aquellos amigos con los que siempre vale la pena compartir.

La idea es tener paciencia a diciembre, ser un conductor o conductora más paciente y sobre todo tener bien presente lo que realmente importa en estas fechas y siempre.
 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo