“Constancia: certeza, exactitud de algún  hecho o dicho”                              DRAE

La certificación periódica en profesionales de variadas disciplinas se creyó con diversos fines: establecer el logro de habilidades, destrezas y competencias en áreas específicas;  acompañada por la continua certificación, el asegurar el crecimiento experto en las áreas determinantes de los profesionales; asegurarles a los usuarios que los servicios certificados son óptimos y que el profesional cuenta con el expertise y validez para gozar de un salario de acuerdo a sus habilidades. Para cumplir con las exigencias de estas certificaciones, es necesario un estudio aplicado, y  adquirir los conocimientos más recientes para así ofrecer el mejor servicio posible incluyendo los avances innovadores. Esta certificación entonces se torna como una especie de licencia; algo semejante al de conducir que los ciudadanos que manejan  deben renovar, con gran distancia de los requisitos. Sin embargo, el procedimiento es parecido, cumplir con requisitos para gozar de la licencia de ejercer la conducción; los profesionales cumplen con requisitos para ejercer su profesión.

Las innovaciones exigen el estudio; las investigaciones que arrojan nuevos resultados, guían a novedosos procedimientos para satisfacer la necesidad del que recibe el servicio. Este constante proceso es de crecimiento profesional y bienestar.

La docencia es un servicio semejante; el maestro es el modelo quien guía al alumno en el camino de la adquisición del aprendizaje. Dentro de la ruta hay metodologías que no cambian;  hay innovación en su aplicación, y existe el desarrollo de nuevas, algunos  obedecen al avance de la tecnología, la herramienta actual que modifica la entrega de estas rutas.

En Guatemala, cuando el futuro docente estudia y aprueba sus asignaturas, y puede entonces ingresar al sistema escolar como nuevo docente, entra al mundo laboral educativo. Desde allí, en el sistema público, avanza en su escalafón por antigüedad, no por alguna certificación estandarizada que haga constar su capacidad en el ejercicio.

La discusión de las calidades educativas en Guatemala es amplia; haberse elevado la formación inicial al nivel universitario les permite a los futuros docentes una mayor visión de metodologías y su implementación, y su perfeccionamiento por estar en contacto con la investigación,  que lleva a la creación de modelos propios ideales para las necesidades especificas de  cada alumno, y de la comunidad en general.  Se discuten las pruebas estandarizadas para alumnos; sin embargo, no se aplican con los docentes .

El Ministerio de Educación (MINEDUC) implementa la Evaluación Diagnóstica de docentes, y la  constancia de haberlo optado se puede imprimir desde su página web. Pero esto no es una certificación ni licencia per se de poder ejercer la carrera docente.

Un referente cercano es el sistema escolar de Estados Unidos con la observación que su estructura es distinta. Existen dos sistemas, el federal, macro, y el estatal, micro, que a su vez se organiza en estructuras menores llegando a las Juntas Directivas Escolares, compuestas por padres de familia y autoridades educativas, que velan por el correcto cumplimiento del currículo y el avance de la adquisición del conocimiento en los alumnos: el aprendizaje.

Aunado a la participación comunitaria  existen certificaciones periódicas a que cada docente debe optar para poder ejercer  en cualquier centro educativo: certificaciones estatales y certificaciones federales. Para poder optar a iniciar el proceso de certificación federal se debe contar con una licenciatura en educación de una institución superior acreditado; gozar de tres años de experiencia en el aula de cualquier nivel escolar, desde inicial a diversificado; gozar de la licencia estatal de docencia. Los componentes del procedimiento de certificación son cuatro: optar a un examen de contenido pedagógica, que hará evidente el conocimiento de desarrollo pedagógico necesario; demostrar por medio de un portafolio demuestras de trabajo de los estudiantes, como el docente incorpora las diferencias de los estudiantes en el aula; un video portafolio de las interacciones con los estudiantes, acompañado por una bitácora;  y un cuarto portafolio que demuestra la implementación de las evaluaciones como herramienta de aprendizaje.

Las licencias estatales varían de estado en estado.

Todo este proceso toma tiempo y tiene un costo, para el docente.  Es el benchmark para asegurar el profesionalismo del docente y con ello, su alta entrega al proceso de enseñanza aprendizaje.

Una constante revisión, una inquietud para la continua mejora, arrojan resultados en la excelencia  docente; y el docente excelente, es el mejor modelo para el estudiante, a quien guía en el camino del aprendizaje. El docente es el elemento más importante en la vida escolar.

Es importante considerar  e implementar sistemas semejantes de una licencia docente.  Las mejoras salariales deben ser el resultado de mérito, aplicación, convicción y vocación. El simple pasar el tiempo en el sistema no es parámetro de calidad docente. El medio de asegurarla es comprobándola, no con el fin de auditoria, sino que con el fin de una auto exigencia que se reflejará en el nivel educativo de su estudiante.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo