Publicado en Perú.com

Cada 12 de diciembre, millones de personas visitan la Basílica de la Virgen de Guadalupe, al norte del Distrito Federal de México.

El motivo: conmemorar la cuarta aparición de la virgen ante el indígena Juan Diego en el Cerro del Tepeyac.

Los festejos se inician con Las Mañanitas en la víspera y continúan con la ceremonia, la fiesta patronal y los fuegos artificiales.

Se cree que la Virgen de Guadalupe, se apareció en cuatro ocasiones al indio san Juan Diego Cuauhtlatoatzin en el cerro del Tepeyac.

En una quinta ocasión se le apareció a Juan Bernardino, el tío de Juan Diego.

El relato guadalupano conocido como Nican mopohua narra que tras la primera aparición, la Virgen de Guadalupe ordenó a Juan Diego que se presentara ante el primer obispo de México, Juan de Zumárraga.

Juan Diego en la última aparición de la Virgen, y por orden de esta, llevó en su ayate unas flores que cortó en el Tepeyac.

Juan Diego desplegó su ayate ante el obispo Juan de Zumárraga, dejando al descubierto la imagen de la Virgen María, morena y con rasgos mestizos.

Según el Nican Mopohua, las mariofanías de la Virgen de Guadalupetuvieron lugar en 1531, ocurriendo la última el 12 de diciembre de ese mismo año.

La fuente más importante que las relata fue el mismo Juan Diego que habría contado todo lo que había acontecido.

Posteriormente esta tradición oral fue recogida en un escrito con sonido náhuatl pero con caracteres latinos (técnica que ningún español sabía hacer y que solo muy rara vez usaban los indígenas).

Este escrito es llamado el Nican mopohua, y es atribuido al indígena Antonio Valeriano (1522-1605).

Origen del culto en México

Según investigadores, el culto guadalupano es una de las creencias más históricamente arraigadas en el actual México y parte de su identidad.

Ha estado presente en el desarrollo como país desde el siglo XVI​ incluso en sus procesos sociales más importantes como la Independencia de México, la de Reforma, la Revolución mexicana​ y en la sociedad mexicana actual.

Cuenta con millones de fieles, algunos de ellos profesantes como guadalupanos sin ser necesariamente parte del catolicismo.

Origen de la devoción

Aunque las raíces devocionales primigenias están en la Virgen de Guadalupe (España), esto es debido a que Colón bautizó una isla con este nombre en 1493.

También a que, desde el siglo XVI, se extendió por Hispanoamérica la devoción a una representación diversa de la Virgen de Guadalupe realizada en México.

En este sentido, el Papa Juan Pablo II visitó Guadalupe (Cáceres, España) en noviembre de 1982:

“Es indiscutible la estima tan grande que le tengo a la Virgen de Guadalupe de México.

Pero me doy cuenta de que aquí están sus orígenes. Antes de haber ido a la Basílica del Tepeyac, debería haber venido aquí para comprender mejor la devoción mexicana”.​

¿Por qué se llama así?

El origen del nombre “Guadalupe” es motivo de controversias.​ En el catolicismo, se estima que “Guadalupe” podría provenir del término náhuatl “coatlaxopeuh”, que se pronuncia “quatlasupe”, con lo que su valor fónico resulta parecido al de la palabra en español “Guadalupe”.

“Coa” significa “serpiente”, “tla” equivale al artículo “la”, mientras que “xopeuh” significa “aplastar”, con lo que quedaría constituida la expresión “la que aplasta la (cabeza de la) serpiente”.

Existen otras etimologías posibles. El término “Guadalupe” también podría provenir del árabe, “wadi al-iub”, que significa “río de cantos negros” o, según una deformación señalada por Ana Castillo, “río de amor” o “río de luz”.

Otras etimologías populares incluyen la señalada por David Brading: “wadi-lupi” que significa “río de lobos”,​ en referencia a los animales que podrían abrevar en las cercanías del santuario,​ o a la capacidad de la advocación para vencer la idolatría.

Fiesta de la Virgen de Guadalupe

La fiesta de la Virgen de Guadalupe se celebra el 12 de diciembre.

La noche del día anterior, las iglesias en todo lo ancho y largo del país se colman de fieles para celebrar una fiesta a la que llaman “las mañanitas a la Guadalupana” o serenata a la Virgen.

El santuario de Guadalupe, ubicado en el cerro del Tepeyac en la ciudad de México, es visitado ese día por más de 5 millones de personas.

Se tiene por costumbre que tales peregrinaciones no solo incluyan fieles y organizadores, sino danzantes llamados matlachines, quienes lideran las procesiones hasta llegar a la basílica de la Virgen de Guadalupe).

Los Diarios de Juan Bautista a mediados del siglo XVI y las Cartas de 1797 de Servando Teresa de Mier, ambos dan la fecha 8 de septiembrepara una celebración dedicada al natalicio de María (madre de Jesús):

“La misma fiesta del santuario de Guadalupe que todavía celebran hoy los indios en el día 8 de septiembre… así como celebran los españoles el 12 de diciembre…”.

Culto en otros países

La fidelidad se expande durante la época colonial, extendiéndose a partir de la Ciudad de México en un primer plano, hacia sus alrededores, por el sur hasta la Capitanía General de Guatemala.

Luego al Virreinato de Nueva Granada y el Virreinato del Perú, por el norte hasta la Alta California, el Territorio de Nootka, las Provincias Internas y el Territorio de La Luisiana.

Por el este hasta España, la Capitanía General de Cuba, la Capitanía General de Santo Domingo y la Provincia de La Florida; y, por el oeste hasta la Capitanía General de Filipinas y la Gobernación de Taiwán.

  • Te sugerimos leer

Fuerte carga vehicular en zona 1 por el día de la Virgen de Guadalupe