Los gnocchi o ñoquis por su nombre en español son una especie de pasta que difiere de la tradicional pasta italiana, porque son elaborados con otros ingredientes y con diferente método de elaboración.
Se preparan con diversos ingredientes, según el gusto personal como harina, papa, ricotta, espinaca, zanahoria o camote. La harina puede ser de trigo, maíz o yuca.

Se cocinan como la pasta en suficiente agua hervida con sal, se dejan caer y en menos de 5 minutos subiran a la superficie indicando que están cocinados. En ese justo momento se retiran del agua, se escurren y se sirven con una buena salsa.
Podríamos decir que los ñoquis inicialmente eran de harina de trigo, pero como un sustituto de la misma está la papa o el camote con un resultado final diferente, con un sabor dulzón y sabroso.
El puré de camote se prepara añadiendo leche, mantequilla, queso o huevo a la harina como responsable de ligar el puré durante la cocción. La forma más sencilla de cocinar los camotes es con cáscara, retirar la cáscara y con la ayuda de una prensapuré presionar para que quede fino y bien mezclado el puré. De ser necesario, se agregará otro poco de líquido, porque debe tener bastante consistencia.

Pero, ¿cómo comprobar que tienen la consistencia esperada? Primero no se deben sobre amasar para evitar la concentración de gluten que los podría endurecer o quedar pegazos. Por tanto, no deberán pegarse en las manos ni en la mesa de trabajo. Pruebe incluso introducirlos en agua y deberán permanecer compactos, porque se espera que sigan integrados al dejar caer en el agua hirviendo para su cocción.

Entonces, se amasan, se forman tubos delgados en la mesa, se cortan de una pulgada y para hacerlos más atractivos se les da forma con un tenedor
Para conservarlos, prepare, deje enfriar, coloque en una bolsa hermética y refrigere hasta por tres días.
En esta oportunidad les comparto una receta de ñoquis de camote

Necesitamos los siguientes ingredientes:

2 libras de camote
Sal
2 yemas
¼ cucharadita de aceite
3 cucharadas de queso parmesano
3 tazas de harina aproximadamente

Para su preparación:

Cocinar los camotes con su cáscara en abundante agua con sal. Al estar cocinados, pelar y hacer puré.
Agregarles las yemas, aceite, queso parmesano y mezclar muy bien.

Adicionar de a poco el harina, hasta lograr una masa suave que no se pegue. Evite sobre amasar.

Dividir el bollo en 4, amasar cilindros de 20 cm. de largo, cortarlos del tamaño de una pulgada y pasarlos por un tenedor enharinado para darles forma acanalada.

Dejarlos caer por pocos en el agua hirviendo con sal. Al subir a la superficie, retirarlos y escurrir.

Acompañarlos con una salsa de queso con los siguientes ingredientes:

2 cucharadas de mantequilla
1 taza de leche
½ taza de crema
4 onzas de queso mozzarella
2 cucharadas de queso parmesano rallado
Sal y pimienta blanca
Perejil

Preparación

Derretir la mantequilla, verter la leche y la crema. Al empezar a hervir, bajar el fuego.
Agregar los quesos
Mezclar.
Condimentar con sal y pimienta blanca.
Agregar los ñoquis y espolvorear con perejil picado.