A pesar de que la libre locomoción es un derecho constitucional, una comunidad de Izabal prohibió el paso de las góndolas de la Compañía Guatemalteca de Níquel.

El Consejo Comunitario de Desarrollo (COCODE) de Segundo Nivel de la aldea Fronteras, Río Dulce, le hizo saber a la empresa  de níquel que no los dejarán circular del 22 de diciembre del 2017 al 2 de enero del 2018.

Ello porque “derivado de la circulación de las góndolas en donde transportan el material que trasladan de El Estor hacia Santo Tomás de Castilla” se “está afectando el comercio, turismo, puentes, salud y viviendas”. Así se indica en uno de los argumentos vertidos por el COCODE.

Prohibición es ilegal

“Es un acto de abuso extremo por parte del COCODE que no tiene ninguna autoridad y derecho de bloquear el tránsito”, afirmó Carolina Castellanos, consultora en temas de conflictividad social.

También hizo un llamado a las autoridades para que actúen de inmediato para que la compañía minera pueda operar.

“Esto es ilegal, la Constitución garantiza el libre derecho de locomoción y la libre comercialización. Las autoridades tienen la obligación legal y moral de no permitir que esto suceda”, dijo Castellanos.

Javier Zepeda, de la Cámara de la Industria de Guatemala (CIG), también se pronunció al respecto. “La libre locomoción está garantizada en la Constitución y no pueden ellos delimitarla o interrumpirla”, aseguró Zepeda.